Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

martes, 9 de febrero de 2010

Chávez y el diario Público

Que Chávez es un monstruo, un dictador sanguinario, un asesino de niños (que además se los come) ya lo sabemos. Nada de todo eso es nuevo. Todos sabemos que Venezuela está llena de desaparecidos (ninguno) tiene cárceles secretas (ninguna) donde encierran a los presos políticos (ninguno), los escuadrones de la muerte (ninguno) campan a sus anchas por las calles, los periodistas y sindicalistas son asesinados (ninguno) y además es un narcoestado.

Todo eso no pasa en Colombia, que es una democracia como a nosotros nos gusta, formal.

(Hagan ustedes la prueba y traten de buscar los datos que en Venezuela son cero pónganlos en comparación con la democracia colombiana)

De esas informaciones sobre el dictadorzuelo nos tienen sobresaturados los medios de comunicación españoles. Pero lo sorprendente es la alegría con la mienten y envenenan.

Hoy mismo, el diario Público nos cuenta lo siguiente:

Además de estos programas, en 11 años como gobernante Chávez ha hecho uso casi diariamente de las llamadas "cadenas", que obligan a las emisoras de radio y televisión de todo el país, públicas y privadas, a retransmitir la señal de la estatal Venezolana de televisión (VTV), con prolongadas alocuciones suyas, por lo general de entre cuatro y siete horas.


Y se quedan tan anchos. Imaginen a este monstruo hablando casi diariamente entre 4 y siete horas diarias en la TV. ¿Cuándo le queda tiempo para asesinar, torturar y encarcelar al pueblo venezolano?

La realidad es otra, muy distinta. Los medios de comunicación son mayoritariamente privados. El gobierno controla tan sólo el 17% de los mismos (algo parecido a lo que aquí es RTVE) y, por poner un ejemplo, del último mitin que dio Chávez Globovisión tan apenas informó 48 segundos.

¿Cómo es posible que todos los medios de comunicación de España digan tantas tonterías y tan gordas sobre este tipo y este país? ¿Tanto miedo le tienen?

30 comentarios:

dAv!d dijo...

Cuanto más le odien los medios y los poderosos, más razón para creer que esta puede ser la oportunidad de ver algún día construida la verdadera democracia, que nunca se dará plena bajo el capitalismo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, despues de su defensa de Chavez ya tengo mucho más clara su idea de izquierda reformista y transformadora...y desde luego prefiero mil veces lo que tenemos aqui, con todos sus defectos. Y por cierto echar la culpa de lo que pasa en Colombia a su democracia en vez de a las guerrillas (tanto de extrema izquierda como de extrema derecha que pululan por ahí) y a los narcos es como culpar de los asesinatos de eta (que por cierto dicen ser marxistas y de izquierdas a la par que nacionalistas, tocate los huevos)a la democracia española.

dAv!d dijo...

Dos cositas simplemente. Que aunque el melón venezolano que has abierto me resulte uno de los frutos más jugosos, sólo cogeré un trocito.

En primer lugar, aunque las cifras de aparición por TV del presidente de Venezuela sean falsas, es cierto que son bastantes (comparadas con cualquier presidente del mundo) las horas en las que toma la palabra en ciertos medios públicos (desde ayer, en YKVE, no veo qué tiene esto de malo. Sinceramente, me gustaría que los cargos públicos españoles nos dieran la oportunidad de conocerlos tal como son (estar fingiendo de 4 a 7 horas al día en directo, por TV y sin guión me parece casi imposible). Pero no, nuestra democracia(la que aparentemente tenemos en España) se basa principalmente en dos rostros que siguen un guión requeteestudiado con dos programas supuestamente diferentes de gobierno contra quienes l@s tertulianos (de TV y de barra) dirijimos nuestras miradas sin percatarnos que, tras ellos, moviendo los hilos, están los que verdaderamente mandan, los que tienen el verdadero poder y nos pasan desapercibidos.
Si es verdad que Chávez, como dicen hace lo que le viene en gana (nunca se ha saltado una ley, y todas las importantes han salido aprobadas en referendum -¡qué envídia!-), al menos tiene los suficientes cojones de romperse la cara intentando explicar sus acciones sin andar culpando a uno u otro ministro o escondiéndose de la prensa evitando preguntas o ciñéndose a un guión como aquí sucede.
Ojalá tuviéramos la oportunidad (no la obligación, que tampoco la hay en Venezuela) de escuchar a nuestros gobernantes hablar durante horas, y ojalá estos despertaran la misma capacidad de ser admirados (a la vez que odiados por quienes siempre han estado tras la cortina) que la que despierta Chávez.
Y al anónimo decirle que hay numerosas evidencias (y juicios) de relaciones con miembros del gobierno con los narcos y guerrillas que cita. Uribe le lame el culo a los USA porque estos sáben lo que hay en la historia de este hombre y el Paramilitarismo, por eso le tienen por los huevos.

Por cierto, que la defensa planteada por Espartaco en este artículo, a mí me parece una defensa al derecho a una información veraz y objetiva. Chávez sólo es un ejemplo de cómo los mass media se focalizan contra sus amenazas saltándose todo el rigor periodístico (si es que todavía queda algo) y esta es la crítica que yo saco del artículo de Espartaco, en ningún caso leo una alabanza sobre la figura del presidente de Venezuela, únicamente una noticia falsa (otra más) desmontada con datos verídicos.

Anónimo dijo...

No creo que el paracaidista retirado sea un demonio comeniños y al poder ha llegado mediante elecciones. Bien es cierto que después de que le fallara la vía del golpe de estado que fue la primera que intento, pero ya se sabe, hay mas alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente... Lo esta claro que su gobierno tiene derivas autoritarias claras, (no se como reaccionaría el coronel si tuviera que hacer frente a una narcoguerrilla como la de Colombia) y si a eso le sumamos sus amenazas con la guerra, su tono siempre belicista o sus amistades peligrosas, como con la república islámica de Irán, donde cuelgan, por ejemplo, a los homosexuales, nos da un panorama no muy ilusionante. De todas formas si hay que elegir entre el el modelo Venezolano y el Colombiano me quedo con el europeo occidental con todos sus fallos.

dAv!d dijo...

Y para el que guste de leer los desmantelamientos con rigor objetivo de las noticias que a diario nos sirven en bandeja los mass media, le recomiendo a Pascual Serrano.

Anónimo dijo...

Amigo Gnomo,
no seré yo quien defienda a Chavez ni quien critique la democracia Colombiana. Allá cada cual con lo suyo. Simplemente le diré que comparar, encima en negativo, las libertades que tiene usted en España, con las que tiene cualquiera en Venezuela (o en Colombia, si usted quiere) es insultante. Todo es perfeccionable, y las libertades y la democracia en España lo son, y siempre lo serán, porque nada es perfecto. Ni nada es absolutamente bueno ni absolutamente malo, ni blanco ni negro: todo son matices de grises. Y mejores y peores. La democacria española no es óptima, y la democracia venezolana no es una dictadura pero.... las libertades en España, las garantías para esas libertades, la seguridad !es mil veces mejor que en Venezuela! Y, por favor, no haga usted el ridículo de decir lo contrario: usted vive en un país occidental, rico, donde a nadie se le toca ni un pelo por decir lo que piensa. Usted se quejará, quizás con razón, de algunas manipulaciones de medios de aquí, ¡pero usted puede ver los de aquí y los de allí! ¿Ellos pueden decir lo mismo? Yo veo en mi casa "Cubavisión" en la tele... los cubanos, ¿pueden ver la televisión de cualquiero otro país?
Por favor, no compare.

dAv!d dijo...

Como no puedo responderle como venezolano o colombiano, ya que no lo soy, me deja muy poquito márgen para intentar responderle.
Lo que me parece es que usted se me desvía del tema, y eso también es muy común en nuestro país. Cuando alguien pone la palabra Chávez en un artículo, sabe que la mayoría de sus lectores lo que buscarán será saber si se le apoya o si se le insulta, como si no cupiese término medio. Como si no hubiese, como usted dice matices en gris. Yo pienso como usted, desde luego nada es perfecto. Pero en democracia, a sabiendas de lo que usted me responderá y basándome únicamente en el plano teórico (que aparentemente es hacia el que me relega al no poder hablar de lo práctico, debido a mi desconocimiento empírico), le diré que en Venezuela los ciudadanos eligen libre y democráticamente a su jefe de estado. Así mismo, puden revocar a cualquier cargo público en mitad de su tiempo reuniendo un 15% de firmas y convocando así un referendum.
Referendum, una palabra teórica que se ha hecho realidad unas tres o cuatro veces en los últimos 12 años de Venezuela, mientras que en España apenas recordamos qué significa. La práctica la desconozco y, en todo caso estará en mano de los venezolanos, bolivianos, colombianos... ejercerla, pero la comparación de las teorías (las constituciones) entre Venezuela y España es abismal. Le invito a hacer la prueba, léase por curiosidad la constitución venezolana (es pequeñita) o vaya a Caracas y vea como es uno de los libros más vendidos del país (obviamente tiene un precio accesible). No sólo eso, compre productos de primera necesidad en las misiones Mercal o en un Mercalito y encontrará sus artículos impresos en la etiqueta.

dAv!d dijo...

Y me ha quedado en el aire la pregunta ¿Por qué mete a Cuba de por medio cuando estamos hablando de países "democráticos"?
Y el hacer cumplir las garantías constitucionales es una tarea que lleva mucho tiempo conseguir en un país, pero lo que no debe faltar, es intención, y eso me parece indudable en Venezuela. Ahora, si entendemos por garantía constitucional la libertad de incumplir una ley (que he tenido la oportunidad de debatir en su momento pero no me ha dado la gana) porque no me gusta, pues estamos hablando de otra cosa.

Espartaco dijo...

Sin entrar en la polémica quiero que el post sirva para plantear una reflexión:
¿Cómo podemos hacernos una idea real de lo que pasa en Venezuela, o en otros sitios, si la información que nos llega está tan distorsionada?

dAv!d dijo...

La mejor manera que se me ocurre es ir a pasar unos meses allí. Pero claro, esto no está al alcance de casi nadie. De todos modos, particularmente en Venezuela se viene incrementando la cantidad de medios de información comunal que desarrollan las propias gentes de los barrios y que no están dirigidos por oficialistas ni por oposicionistas. Creo que es la manera más accesible.

Recomiendo www.ruedadeprensa.ning.com

Aunque son muy objetivos, no es de extrañar que en estos medios la posición sea más favorable al presidente, ya que es el primero que ha favorecido que estos medios puedan existir y extenderse, en contra de los intereses de los medios tradicionales.
A pesar de ello, también se ejerce fuerte crítica, si bien es cierto que no contra la revolución en sí generalmente, sí contra algunos de los devenires de la misma que puedan ser contradictorios o alejados del pueblo.

Es una buena experiencia recorrer algunas de las páginas que estos medios tienen. Además, se está extendiendo esta sana costumbre al resto de latinoamérica, donde cada vez emiten más "radios y televisoras comunitarias".

Anónimo dijo...

Contesto a las preguntas que David el gnomo le hace a uno de los anónimos anteriores:
comparar la democracia de España con la de Venezuela es ridículo. Coger como punto de comparación que allí eligen al jefe del estado y aquí no (al rey) es distorsionar enormemente la realidad. La realidad es siempre muy variada y compleja, la de aquí y la de allí pero, en conjunto, nuestras libertades y garantías son incomparablemente más grandes que las de Venezuela.
Cuba no es Venezuela, pero Venezuela es el principal apoyo político y económico del régimen cubano.
A Espartaco: la única garantía de que pueda haber medios independientes y veraces es que éstos dependan de sus lectores y de sus ventas, no de sus dueños ni patrocinadores. Si a usted no le gusta lo que publica "Público" no lo compre y ya está, como supongo que hace con otros periódicos que no le gustan. Claro está que con el "Altoaragón", que usted insulta, eso no funcionaría, porque es semi-público y no depende de sus ventas (que son bastante grandes, por cierto). si el modelo que usted propone es el de medios públicos de comunicación, ahí tiene el "Altoaragón" como ejemplo.
En cuanto a la alternativa del "gnomo" sin duda es bienintencionada pero me resulta patética. Habrá que suponer que su edad es la de la inocencia y por eso todo es disculpable (yo también fui joven y supongo que tan inocente). Sr. Gnomo: ¿medios de informaión independientes como, por ejemplo, su "blog", o el de "Espartaco"? ¿realmente usted considera que la información que nos dan sobre Huesca no está sesgada? Y además, ustedes muchas veces no hacen sino repetir, o comentar, lo que han publicado los medios tradicionales. Si no existieran los medios tradicionales, la mitad de lo que cuenta Espartaco (que si he leído en Público, en "la nueva España", que si tal minsitro ha dicho esto o lo otro) no existiría, y la otra mitad serían sus opiniones o lo que ha oído en la calle en Huesca.

Un poco de seriedad, por favor. Ni Venezuela es comparable a España, ni un "blog" es un diario donde trabajan cientos de profesionales.

Eso sí: en España no se le cierra a nadie un "blog". en Cuba sí (con el aplauso de Chávez). Y en Venezuela se cierran tvs, radios...

Espartaco dijo...

Me temo que tiene un error de partida importante que desmonta toda su argumentación. Confunde ser independiente con veraz, con objetivo, con imparcial.

La dependencia o independencia de un medio (todos dependen de alguien o de algo, dueños, ventas, anunciantes...) nada tiene que ver con la calidad de sus informaciones.

A partir de allí le ruego que vuelva usted a construir un nuevo discurso porque el anterior no es válido.

pasaba por aquí dijo...

A mí lo que me molesta de la información sobre Latinoamérica no es la demonización de Chávez, sino las nulas críticas hacia Uribe, presidente del país "democrático" de la región con más asesinatos políticos. Se ha apuntado por aquí que estas muertes se deben tanto a las FARC como a los paramilitares, pero es que el Partido de la U, al que pertenece Uribe, tiene a casi la mitad de sus diputados involucrados en estos asuntos, la "parapolítica". Y entre las víctimas hay de todo: desde miembros de las FARC hasta sindicalistas normales y corrientes, pasando por discapacitados que hacen pasar por terroristas (los "falsos positivos"). En fin, que Colombia quizás sea la democracia más criticable del continente en temas de DD.HH., sin que eso haga bueno a Chávez.

Craso Longino dijo...

Para ver goriladas no hace falta ir a Venezuela.

Esto pasó ayer en Jaca:

gorilada

Espartaco dijo...

Bueno, de lo de JACA, tampoco es nada sorprendente que en nuestra democracia que se precia por la defensa de la libertad de expresión se actúe de esta manera. Lo grave es que si eso pasa en Venezuela la prensa opositora se encarga de sacarlo en primera página. Aquí, la prensa libre y democrática lo silenciará.

Anónimo dijo...

De acuerdo con Espartaco. No confundamos veracidad con independencia. Se puede ser independiente y dar informaciones sesgadas, medias verdades y simplezas "atutiplen". Quién lo va a saber mejor que él.

También es cierto que, donde hay medios independientes, hay más de uno, y para que se pueda demostrar que algo es mentira siempre tiene que haber más de una versión. Donde no hay medios independientes puede que digan alguna verdad o alguna mentira, pero no se sabe lo que es verdad o mentira porque no se puede comparar.

En España hay una variedad, quizás no tanta ni tan veraz como sería deseable, pero si algún medio dice alguna mentira siempre se puede cotejar con lo que dice otro medio.

En cambio en Corea del Norte sólo hay una verdad, como en Cuba. En Venezuela, cada vez menos.

Espartaco dijo...

Y además nos olvidamos de otro asunto que está sobrevolando siempre sobre el tema de la información, que es la libertad de expresión. Es cierto que en en Corea del Norte o en Cuba no existe. No es cierto que en Venezuela o en España no exista la libertad de expresión. Yo puedo escribir este blog (tengo libertad de expresión) pero no tengo recursos para poder editar un periódico de izquierdas (nos suele pasar a los trabajadores) En Venezuela cualquiera puede escribir un blog contra el Gobierno, como en España y algún caso hay en Cuba ¿cómo es eso posible si no hay libertad? pero, al contrario de España, los trabajadores no disponemos de medios comunitarios para poder exponer nuestras ideas. Todos los periódicos son de capitalistas.

dAv!d dijo...

Errores de partida a parte y a la espera de la reconstrucción de un nuevo discurso como le ha pedido Espartaco al anónimo que con todos estos datos ustedes ya sabrán identificar, me gustaría responderle:

"La realidad es siempre muy variada y compleja, la de aquí y la de allí pero, en conjunto, nuestras libertades y garantías son incomparablemente más grandes que las de Venezuela."
¿Ah sí?, ¿y me lo podrías demostrar con datos? Yo he puesto como ejemplo las constituciones, ya que creo que ofrecen la visión menos distorsionada y sesgada posible. Todos podemos leer el mismo texto, aunque no todos nos quedemos con las mismas acciones y sujetos observando la misma imágen. No obstante, me gustaría que ofrecieras comparaciones concretas y contrastables.

"Cuba no es Venezuela, pero Venezuela es el principal apoyo político y económico del régimen cubano."
Sigo sin comprender a qué viene esto, EEUU no es España, pero como ésta le brinda apoyo militar y político, pues Madrid es la capital de Florida. ¿No parece una gilipollez semejante argumento? ¿es tan diferente del que usted propone? Dígame por qué.

"En cuanto a la alternativa del "gnomo" sin duda es bienintencionada pero me resulta patética. Habrá que suponer que su edad es la de la inocencia y por eso todo es disculpable (yo también fui joven y supongo que tan inocente). Sr. Gnomo: ¿medios de informaión independientes como, por ejemplo, su "blog", o el de "Espartaco"? ¿realmente usted considera que la información que nos dan sobre Huesca no está sesgada?"

No me gusta que se dirija usted a mí cargado de prejuicios, le agradecería que los dejara en la puerta. Por escribir de forma anónima no le presupongo un "cobarde".
No he dicho que mi blog o el de Espartaco sean objetivos. Nunca he escondido que mi blog responde a un lugar donde recojo mis opiniones, entre otras cosas, nunca lo he promocionado como lugar donde encontrar objetividad, más bien al contrario. Y sí, la visión es completamente sesgada. Como que no soy capaz de recibir ningún tipo de información (visual, sonora, olfativa...) sin sesgarla yo mismo principalmente en base a experiencias anteriores y conocimientos adquiridos. Es algo intrínseco del ser humano, nadie recibimos (percibimos, mejor dicho) la misma información, aunque estemos viendo la misma imágen desde el mismo punto de vista, por ejemplo.

dAv!d dijo...

"Eso sí: en España no se le cierra a nadie un "blog". en Cuba sí (con el aplauso de Chávez). Y en Venezuela se cierran tvs, radios..."

Y dale con Cuba...
Afortunadamente, en Venezuela, igual que en España, se ha cumplido la ley (quizás incluso menos de lo que se debiera) y cuando un medio de comunicación ha llamado al magnicidio o no ha presentado la documentación requerida a todos los medios (ya que, al igual que en España, las licencias de emisión se conceden temporalmente), y una vez estos hechos han sido reiterados o no se ha respondido a la petición JUDICIAL, se ha procedido al cierre cautelar por medio de los órganos judiciales, al igual que en España. Ahí van algunos ejemplos:
* El CAC arrebata a COPE las licencias en Lérida y Gerona
.
* EL GOBIERNO DE ESPERANZA AGUIRRE REPARTE 21 LICENCIAS DE RADIO ENTRE SUS AMIGOS
* El Ejecutivo regional ordena el cierre de 21 televisiones locales y de 33 emisoras de radio que operan sin licencia.

Y no nombro Egunkaria porque vistos los prejuicios que se calzan por aquí, lo mismo me asocian con el terrorismo etarra.

Como ves, en España tampoco se salva ni izquierda ni derecha. Pero claro, debemos ir dando lecciones de democracia por el mundo, porque nuestra superioridad moral y nuestra generosidad nos obliga (¿no es eso lo que creeis -e invito también a responder esta pregunta a los del debate paralelo de Afganistan-?).


Respondiendo al otro (o al mismo, quien sabe) anónimo,

"En España hay una variedad, quizás no tanta ni tan veraz como sería deseable, pero si algún medio dice alguna mentira siempre se puede cotejar con lo que dice otro medio."


Añadiría yo "... excepto en el caso de que decidieran ponerse de acuerdo en promocionar la misma mentira para sacar provecho". No nos engañemos, en la prensa convencional sale la realidad que accionistas y publicitados quieren exponer.

dAv!d dijo...

Y ahora, libre de parrafadas, me gustaría difundir que acaba de llegarme información sobre un nuevo medio de comunicación alternativo y creado a partir de contenidos recogidos en redes sociales y medios no convencionales. Que cada uno opine lo suyo pero, ¿no es esto un pasito más hacia eso que andamos buscando?

PLURALIA.TV


Más información sobre los medios alternativos en España:

MEDIOSCOMUNITARIOS.NET

dAv!d dijo...

Público se une a la campaña contra Hugo Chávez. Rebelion.org

Anónimo dijo...

Venga, vamos a dar un curso intensivo “uso de los medios de comunicación” para las jóvenes generaciones.
- Preliminares: mis prejuicios y postjuicios respecto a usted, Sr. Gnomo, son míos.
A la relación entre veracidad e independencia (y pluralidad) ya le han respondido por ahí. Que un medio único tenga, además, la verdad absoluta sólo ocurre en el plano religioso, con la Biblia para los cristianos, Gramma para los comunistas cubanos, Aló Presidente para los bolivarianos, etc. Los no creyentes nos tenemos que conformar con la idea de que, cuantos más y más independientes sean los medios, más probabilidades tenemos de acercarnos a alguna verdad.
- Sobre sus medios comunitarios, blogs y demás: aquí donde imperan esas leyes que ustedes tanto desprecian como las de los derechos de autor y la propiedad intelectual, los periodistas firman sus informaciones, que se publican en medios cuya propiedad es conocida y pública en el registro de la propiedad mercantil. Si se publica alguna falsedad se puede recurrir a los tribunales, como de hecho sucede a menudo. A bote pronto recuerdo las dos últimas condenas a Federico Jiménez Losantos. Estas garantías no las ofrece su blog, ni el de Espartaco, ni su red de emisoras comunitarias.

Anónimo dijo...

- Como los malos periodistas, los partidistas, los que están a sueldo de sus jefes políticos, no son tontos (excepciones como Losantos aparte) nunca suelen mentir: lo que suelen hacer es ofrecer sólo una parte de la información, sesgar la verdad, dejando fuera la parte que no interesa que se conozca. Gracias, repito lo anterior, a la pluralidad, a la independencia, a la profesionalidad, de algunos medios, y a la inteligencia de los lectores, estos sesgos son en parte salvables. El lector inteligente y culto sabe cuál es el sesgo del periódico “El País”, por ejemplo, y trata de esquivarlo. En blogs como el suyo o medios como los que usted propone, el sesgo lo puede ver hasta el más tonto. Usted mismo lo admite: su blog, como otros, está hecho con una finalidad política evidente. Mire: es posible que a veces la visión que usted da de un hecho concreto sea más real que la que ofrece “El País”. Pero, en general, cualquier persona inteligente tiene que confiar más en lo que se le dice desde las páginas de un periódico que responde ante la ley de sus mentiras, donde trabajan cientos de profesionales, que tiene una reputación ganada, y en el que confían cientos de miles de lectores cada día, que en su visión de la realidad. Matices de grises, señor mío: en su blog sólo hay un color. En “el país” no están todos los colores, ciertamente, pero la paleta cromática es inmensa comparada con la que usted ofrece, y las personas con un pelín de formación saben distinguir la difenrencia entre leer panfletos y leer dos o tres periódicos de la calidad de “El País” y distintos sesgos.

Anónimo dijo...

- Sobre Venezuela y la libertad de expresión allí, en comparación con la de aquí. Nos va a servir de ejemplo práctico de lo que le acabo de contar. Si yo busco en “google” las palabras “venezuela libertad de expresión”, me salen miles de páginas con denuncias. ¿Qué credibilidad tienen esas páginas? La misma que tienen las redes comunitarias de información que usted propone. Ni más, ni menos. Yo no sé si esas páginas las hace la CIA, la TIA o el KGB. Y los medios de comunicación que usted me da no sé si los hacen los Caballeros Bolivarianos del Santo Grial o los Hastalavictoriasiempre Latin Kings. Éste es el problema del modelo de información que usted propone. El periodismo amateur, anónimo y fuera de las leyes que en países civilizados como éste protege derechos y deberes aumenta la desinformación. Sin embargo, también encontrará en la red páginas de esos medios que son prisioneros del gran capital y de la derecha más reaccionaria, como “El País” o “Público”, pero que también son medios legales, con millones de lectores, con reputación que mantener ante esos lectores, etc. y que dicen cositas muy feas sobre la libertad de prensa en Venezuela. Llámeme tonto, Sr. Gnomo, pero entre lo que se dice en su blog sobre Venezuela, y las noticias sobre cierres de emisoras, protestas mil de periodistas y periódicos, manifestaciones con muertos a cargo de la policía en protesta por cierres de medios de comunación que da El País o Público, me voy a quedar con lo que dice “El País” o “Público”. Porque si lo que dice “El País” o “Público” fuera mentira la embajada de Venezuela habría puesto una denuncia, y no me consta que lo haya hecho. Y porque respeto el “corta y pega” de la propaganda chavista que hace un joven anónimo de Huesca (yo respeto y promuevo la libertad de prensa), pero jamás la pondré en el mismo plano de confianza que a otros.

dAv!d dijo...

Preliminares: Sus prejuicios y postjuicios son suyos, efectivamente, pero cuando los hace públicos son susceptibles de crítica.

Comparto con usted ese "ojalá los medios fueran independientes", pero desgraciadamente sabemos que no lo son, y se percibe claramente cuando atacan con fiereza y descaro a determinados objetivos que difícilmente tendrán la capacidad de desmentir o puntualizar las informaciones.

Yo no desprecio los derechos de autor, ni las licencias. Solo que hay licencias más interesantes e igual de válidas que las convencionales, como el CopyLeft o Creative Commons.

Las dos últimas condenas realizadas a Federico, son igual de válidas que la emisión de una notificación judicial a las operadoras de cable para que dejen de emitir medios que no cumplen la ley. Recuerdo que los canales que en España se nos dice que se han cerrado no ha sido así, pues pueden seguir emitiendo por Internet o en cualquier otro país, no se les ha quitado una sóla cámara, sólo se les pide que cumplan la ley. A Telesur no le dejan emitir en EEUU o Chile con argumentos bastante más zafios y dudosos y nadie pone el grito en el cielo.

Los medios sesgan dejando fuera parte de la verdad, de acuerdo, pero es que además manipulan el lenguaje tergiversando las informaciones.

La finalidad de mi blog no es política, en realidad responde a lo que es, un diario donde escribo lo que se me pasa por la cabeza, lo que me apetece compartir, pero nunca lo disfrazo de información objetiva ni mucho menos independiente.

Me sorprende que siga confiando en los medios de comunicación generalistas tras los descarados movimientos que sin ningún reparo muestran sus ganas de controlar el poder económico y legislativo del país (¿no entiende así las presiones del Financial Times a Zapatero o los griegos?). Si es que ya ni se ponen la careta, estamos suficientemente "educados" como para no necesitarla.

Tiene razón, las opiniones sobre Venezuela son radicalmente opuestas en la mayoría de las ocasiones, pero, ¿no le resulta sospechoso que los medios prácticamente le dediquen una página diaria aun país tan distante y "ajeno" (y apoyada en una sóla de esas versiones)?.

Ojalá, como dice usted, la embajada tuviera la capacidad de desmentir diariamente las falsas acusaciones y las verdades tergiversadas diarias pero... ¡si no tienen ni página web!. No obstante, ya que usted me propone un ejercicio de "googleo" le voy a mostrar otro, pruebe a buscar "embajada Venezuela desmiente", y verás que en muchas ocasiones el embajador sale a defenderse de las acusaciones, pero raramente encuentra eco. Es de justicia decir que el diario Público sí ha publicado sus respuestas en alguna ocasión, no así el diario el País.

El cortaypega es un ejercicio que a veces hago, y cada vez con más frecuencia, pero es que me gustaría dentro de diez años consultar mi diario personal y leer sobre las cosas que me inquietaban entonces. No obstante, siempre pongo las fuentes, así que es como si me hiciera una fotocopia de una noticia que me resultara interesante y se la mostrara a mis amig@s. Pero ni a ell@s ni a usted, les diré el plano de confianza en el que tienen que situarlas, símplemente pretenden ser un llamado a la reflexión, acercar puntos de vista difíciles de conocer y que a mí me parecen interesantes.

Por último muchas gracias por continuar el debate que me resulta harto interesante y del que saco muchas cosas positivas, le invito a seguir haciéndolo si fuera tan amable, en los temas que crea oportunos.

Y, aunque mi "gnomo" no sea una foto de mi carnet de identidad, tiene usted a su disposición, como cualquier visitante de mi blog, mi correo electrónico a través del que si quiere, podemos conocernos mejor o charlar en torno a un café si así lo quiere.

Anónimo dijo...

Concluyendo:
los medios pueden ser sesgados, a gusto del empresario que paga o del periodista. La única posibilidad (sólo posibilidad, no certeza) de que haya pocos medios sesgados es que dependan de sus lectores, en un mercado libre, con leyes que garanticen tanto la libertad de prensa como la de reclamación.

En toda Europa (a mí Chile o los EE.UU. me caen lejos) se pueden ver libre y gratuitamente canales como Telesur y Cubavisión, a través del satélite astra, que reciben en su casa en España más de un millón de hogares gracias a los decodificadores de digital plus. Además de internet. ¿Cree usted que en Cuba o Venezuela pueden también ver libremente todos los canales de televisión que desaría la población?

Usted puede usar las licencias de copyright que le dé la gana, yo defiendo que los demás también podamos hacerlo. Defiendo el derecho a la propiedad intelectual. Me resulta alucinante que la izquierda, que tradicionalmente estaba en contra del derecho a la propiedad de la tierra, la industria, el capital, etc. haya renunciado, en la práctica, a todo eso, y se esté cebando con los pequeños propietarios de derechos intelectuales, una minoría ínfima dentro del grupo de los propietarios y una minoría que además mayoritariamente ha apoyado a la izquierda. Allá ustedes.

Déjeme decirle también que la red, que posibilita la piratería intelectual (no siempre, a los pederastas pronto los cogen, pero con los piratas hay manga ancha y ustedes además la apoyan) así como la difusión de esos medios "alternativos" que usted defiende, es "libre" sólo entre comillas. La red, amigo mío, no es gratis. Y además la red tiene dueño: todo en internet lo tiene. Los servidores, los cables, los routers, "blogspot", etc. Aquí lo que hay planteada es una guerra comercial entre los creadores de contenidos y los transmisores (Telefónica, jazztel, etc.) que pretenden, a nivel mundial, hundir comercialmente a los creadores para luego comprar por dos duros a las empresas de contenidos (periódicos, editoriales, televisiones, etc.) y finalmente integrar los dos negocios.

Anónimo dijo...

Esto ya lo avisó César Alierta, de Telefónica, la semana pasada. Y ustedes, los que están apoyando, no sé si de una manera totalmetne conscienciente de todas sus consecuencias, el "cyberanarquismo", están entrando al juego de esas grandes empresas telefónicas.
Cualquier trabajo merece un sueldo. El de los periodistas, también. El día que caigan las empresas periodísticas, no sé si muy sesgadas o poco sesgadas, que sólo dependen de sus lectores, volvermos a la Edad Media y al mecenazgo renacentista, a la época en la que sólo escribían y publicaban los que caían bien a los dueños de la imprenta o al papa de turno.

Yo no "confío" en la prensa generalista. Me informo en varias fuentes y saco las conclusiones que puedo. Sí confío más en la prensa "seria" que en otros modelos.

le agradezco las amabilidades y las invitaciones pero sepa que mi tiempo es escaso, como el suyo, y que el que tengo libre lo paso, como Quevedo, ""Retirado en la paz de estos desiertos,
con pocos pero doctos libros juntos,
vivo en conversacion con los difuntos
y escucho con mis ojos a los muertos."
Lo paso leyendo, en conversaciones con personas que son más inteligentes que yo. Gracias a que Quevedo, y muchos otros, pudieron vivir de lo que publicaban nos han llegado su pensamiento y sus obras. Gracias también a que vivimos en una sociedad "capitalista" y "represora" podemos leer lo que queremos (¿pueden decir lo mismo en Cuba o Venezuela?)

Espartaco dijo...

Pues mire usted, en Venezuela, por lo que yo sé, si. En Cuba, por lo que yo sé no, y para ejemplo puede usted comprobar en las denuncias cotidianas que la bloguera cubana realiza sobre el régimen cubano desde la misma Habana, Yoani Sánchez. Desde ese mismo blog podrá enlazar con otros blogs que, también desde Cuba, denuncian la falta de libertades.

dAv!d dijo...

Al anónimo de "Concluyendo..."
Como quiere usted concluir y además me está llevando el debate hacia otro tema radicalmente diferente sere breve. Además parece ser que tiene usted la suerte, por lo visto, de ser mucho más inteligente que yo (cosa que tampoco creo que sea demasiado difícil), y el ansia de aprender cuanto pueda de quienes usted considera de inteligencia superior a la suya, no le robaré más su tiempo, gracias por haber colaborado en el debate sobre Venezuela y haberme permitido explicarle un punto de vista que seguramente le era ajeno.

Por otro lado no le comprendo, me habla de una guerra entre operadoras e intelectuales y luego me dice que deje de lado a Internet (cuando usted mismo y yo estamos utilizándolo como medio para el debate y compartir información), pero a su vez, me indica que en toda Europa puede verse de manera "libre y gratuitamente canales como Telesur y Cubavisión, a través del satélite astra, que reciben en su casa en España más de un millón de hogares gracias a los decodificadores de digital plus". Yo no sé para usted, pero creo que para la mayoría de los mortales españoles, digital plus no es gratuito. Y además, está participado en gran parte (y cada vez más) por el mismo grupo de César Alierta que pertenece a esas operadoras de telefonía que no paran de atacar a los intelectuales, según nos cuentan por aquí los anónimos (y yo no pongo en duda).
Telefónica, ya que viene a cuento, cuando se devaluó la moneda venezolana para favorecer la producción nacional, la exportación y frenar el mercado negro de dólares (medida que, por cierto, si hubiéramos podido realizar en España por no estar sujetos al Euro que nos asfixia, otro gallo nos habría cantado en esta crisis), perdió un 3% de sus acciones a nivel mundial. Quizá por eso Venezuela sea tan importante para los medios de comunicación (recuerdo que Telefónica está metida en la fusión de Cuatro+Telecinco, en Sogecable..., está o lo estuvo en Antena 3...), volviendo al debate que nos ocupaba.

Siento mucho haberle robado tanto tiempo, Sr. Anónimo, no obstante sírvase de aceptar mi agradecimiento por haber tenido la oportunidad de compartir tan digno debate con usted.

Anónimo dijo...

Respondo a "David elgnomo" por otro anónimo: Cubavisión, Telesur y otros canalaes se ven gratis. No hace falta estar suscrito a Digital Plus, sólo tener la parabólica, que cuesta menos de cien euros. No los distribuye Digital Plus, lo que pasa es que se ven a través del mismo satélite.
Yo sí los veo en casa (tengo Dgital Plus) y son interesantes, sobre todo el cubano. Interesantes sus informativos. Muy pocas veces te cuentan algo que no te hayan contado los medios democrácticos. El 90 por ciento del tiempo te das cuenta de la enorme suerte que tienes de que te informen los de aquí, y no los de allí.