Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

miércoles, 16 de junio de 2010

Domingo sangriento (Memoria histórica)

El Reino Unido de la Gran Bretaña, a través de su Primer Ministro (conservador)David Cameron, ha rectificado la historia oficial y ha pedido perdón a las víctimas.

El acto ha sido, en parámetros españoles, un acto de Memoria Histórica, se ha sacado a la luz la verdad y se ha reparado la memora de las víctimas inocentes.

El titular que más me gusta de esta información es el que propone La Voz de Galicia:

"Hace años que se conocía la verdad, y desde ayer es oficial"

Es cierto que todo este asunto no ha sentado nada bien a los sectores más conservadores británicos (motivos ideológicos mediante) pero está claro que el Estado, si quiere realmente tener credibilidad entre todos los sectores sociales, debe ser valiente y no ampararse en mentiras ni medias verdades.

Y no sólo el Estado sino los herederos de aquél partido conservador que regía los destinos de UK en 1972 y que ahora le toca afrontar su pasado.

Los conservadores españoles, pese a que se identifiquen a sí mismos como equiparables a la tradición anglosajona, no tienen ni esa dignidad ni esos arrestos.

Los conservadores españoles tienen mala conciencia, muy mala, y aunque dicen no ser herederos del franquismo no lo demuestran con los hechos cotidianos ya que no tratan de que el Estado repare a las víctimas del franquismo.

38 años han tardado los británicos en reparar su memoria. En España la resistencia de la derecha y de las estructuras tardofranquistas que todavía perviven hace imposible un suceso tan singular como éste.

Parafraseando a La Voz de Galicia, todos conocemos la verdad pero todavía no es oficial.

La maldita y sacrosanta Transición, aquella que se hizo para sacar de la cárceles a los antifranquistas a cambio de no tocar demasiado el estado dictatorial sirve nuevamente de coartada para que no se alteren las conciencias (las malas, claro está) y los centenares de muertos de los últimos años del franquismo siguen con sus condenas vigentes o con las versiones oficiales (¿cuántos detenidos se caían por las ventanas de las comisarías aquellos días, recuerdan?)

Esos no tienen reparación oficial y ni el Estado heredero de aquél otro Estado rectifica ni pide perdón.

14 comentarios:

Víctor C. dijo...

Aunque U.K. no es ningún ejemplo a seguir, desde luego en esta ocasión nos dan una lección a los españoles, claro que lo que repara el Reino Unido no es comparable con lo de aquí en lo que ha magnitud se refiere. Allí han reparado un hecho puntual en la que oficializan la verdad que ya se sabía, sobre la muerte innecesaria que mediante el "terrorismo de Estado" se produjo sobre 27 vidas, cuyos cuerpos ya fueron enterrados por sus familiares hace 38 años, aunque no con la dignidad suficiente en aquel momento. Aquí en España la cosa es mucho más Grave. Nuestros muertos siguen enterrados en fosas comunes en alguna región de España, sin saber ni siquiera donde se hallan.

Aquí, con la mentalidad de los españoles, especialmente, con la mentalidad de quienes simpatizan y a día de hoy no condenan el franquismo, esa reparación se hace imposible.

Un saludo.

Víctor C. dijo...

*En lo que a maginitud se refiere.

Anónimo dijo...

En primer lugar, habría que discutir (que puede que sea así, pero puede que no) si la nación española que se define en la constitución del 78 es la misma que la de del franquismo y, por lo tanto, heredera de sus culpas.

Sí sería más apropiado pedir que los franquistas pidieran perdón por los actos cometidos durante la dictadura.

pero eso es algo que tampoco ha hecho la izquierda, que sí se reclama heredera de la izquierda de la guerra y de la república.

Espartaco dijo...

Perdone usted pero... ¿sabría identificar hoy a los franquistas o a sus herederos?

Si la respuesta es afirmativa hágalo, si la respuesta es negativa (es decir, que hoy no hay franquistas) ¿Me podría indicar los motivos por los que hay que respetar la Transición?, ya que de dos partes firmantes, una ya no queda.

Le quedaré agradecido.

Vir dijo...

Aquí cómo va a pasar si hay quien estaría encantado de salir a desfilar por la calle para honrar la memoria de Franco.
Sería un detalle de su heredero el pedir perdón por 36 años de muerte y terror, pero lamentablemente no va a pasar y es un poco cansino ver cómo recurren una y otra vez a Paracuellos cuando el franquismo tiene 400 Paracuellos.
Un saludo

Anónimo dijo...

Yo no sabría identificar a los herederos del franquismo. Y si lo supiera, no lo haría, ¡que se identifiquen ellos, si quieren!
El trabajo de identificar corresponde a los jueces y a la policía, no a mí.
Sin embargo, los herederos de los partidos de izquierda de la segunda república y de la guerra no hace falta que los identifique nadie, porque ellos mismos se proclaman orgullosos herederos y defensores de lo que hicieron sus partidos entonces. Y creo que un poquito de autocrítica no les vendría mal.

Déjeme señalarle también que el proceso de paz de Irlanda del Norte se ha llevado a cabo con la autocrítica de ambas partes. Aquí, en España, hemos pasado de cuarenta años de persecución de unos, a treinta años de crítica a otros y de falta de autocrítica de todos.

Afortunadamente la mayor parte de la población española tiene cosas más importantes que hacer que mirar al pasado con la falta de espíritu crítico que están exhibiendo tanto los "hunos" como los "hotros".

Espartaco dijo...

Y por lo tanto, de sus palabras de deducen varias cosas:

a)Que los franquistas y el franquismo debe de ser muy malo, pero que muy malo ya que usted propone que los identifiquen nada menos que jueces y policías y esos, que yo sepa, están para perseguir delincuentes. Casi nada, usted dice que los franquistas son delincuentes, pues con amigos como usted no necesitan enemigos.
b)Tiene razón. Los herederos de la II República se "proclaman orgullosos" (como ve una diferencia ya que los franquistas, en democracia, se esconden, se avergüenzan, quieren olvidar su triste pasado y el de sus mayores) Si, la izquierda española, democrática ella, se siente, en democracia, orgullosa de su pasado republicano y democrático y se reclama heredera del mismo con orgullo.

c) La derecha española lleva muy mal esto de la democracia, pero que muy mal, ya que cada vez que se habla del franquismo no lo condena y se esconde, se escuda, se camufla en ropajes indecentes, se convierte en una derecha travestida porque no se atreve a enseñar su verdadera cara. Deberían hacer como en Italia los neofascistas, que son hombres de los de antes, de los que se visten por los pies y no se escondes. Fíjese, y además están en el gobierno. ¿Tan mala conciencia tienen?
d) Su respuesta a mi pregunta es una huida hacia el abismo. Me recuerda un discurso de Franco:
"Hace unos años estábamos al borde del abismo pero hoy hemos dado un paso al frente."

Anónimo dijo...

No sé de donde se saca usted que el comentarista anterior es franquista. para usted, todos los que le critican están en el polo opuesto. Me parece el suyo un pensamiento bastante simple, tanto en las formas como en los contenidos.

Anónimo dijo...

A mí sí me gustaría que la izquierda española pidiera perdón por su lamentable actuación durante la segunda república, que sin duda ayudó a dar alas a los enemigos de la república en la derecha (para enemigos de la república en la izquierda la propia izquiera se bastaba solita). Tal y como dejó escrito una importante figura de la segunda república, en fecha tan temprana como 1937:
"Nadie creyó jamás en España en la importancia del fascismo como único elemento posible de derribo del estado (…) Nunca habrían pasado de ser un puñado de amigos si los errores acumulados por los republicanos y por los marxistas no hubiesen favorecido su movimiento (…) Fueron las consignas, dócilmente seguidas en España como en cualquier otra parte por los marxistas, a los que en parte a ciegas secundaron los republicanos de izquierda, quienes hicieron el partido fascista de la nada en la que se encontraba. "

Espartaco dijo...

No he dicho yo nada sobre si el comentarista anterior es o no es franquista. En todo caso, y tras leer sus argumentos, empleo una figura retórica que dice "con amigos como usted no necesita enemigos" (los franquistas, claro) En todo caso si la figura le molesta la retiro, no es mi pretensión insultar a nadie llamándolo franquista (porque convendremos que es un insulto ¿no?)
Sin embargo llamar a uno demócrata, o republicano, o izquierdista no es un insulto, es un orgullo.

Espartaco dijo...

Mucho me temo que la izquierda española ya pidió perdón por sus errores (Paz, piedad, perdón, Azaña dixit) pero sobre todo esa izquierda purgó sus pecados en las tapias de los cementerios o en las cunetas de las carreteras. Los otros, los que sobrevivieron, murieron en el exilio o en los campos de concentración nazis.

Todavía quedaron otros, muchos, que se quedaron en España. Éstos vivieron la represión en sus múltiples formas, palizas, destierros, robos vestidos de legalidad, silencio, algunos enterrados vivos en zulos por temor a los fusilamientos que se seguían realizando todos los días en las cárceles y campos de concentración españoles. De éstos, algunos trabajaron como esclavos en diversos lugares (uno de ellos lo puede visitar, se llama el Valle de los Caídos), pero claro, eso pasó en los primeros años de su calvario. A partir de los años 60 fueron otros rojos, los que no habían vivido la guerra los que sufrieron la represión, represión que continuó hasta bien entrada la muerte del dictador.

Seguramente usted pide que todo ellos pidan perdón, los muertos, los exiliados y los hijos de ambos, perdón a sus verdugos, perdón hoy en día por algo tan horroroso como recuperar los cadáveres de las tumbas anónimas y darles un entierro digno.

Bueno, usted mismo.

Víctor C. dijo...

Bueno, para empezar, estar discutiendo con un anónimo es, cuanto menos, desorientador, dado que no sabemos si las 3 intervenciones del anónimo son de la misma persona o no.

El problema de la derecha, aquí en España y más ahora que no gobiernan (sí que gobierna la derecha, pero no la franquista que es a la que nos referimos) es que no están acostumbrados a estar en la oposición. Si ahora nos remitimos a la historia de España, observaremos que siempre han gobernado ellos, habiéndolo hecho la izquierda durante 3 años de 5 de República y si apuramos y tomamos como izquierda al PSOE de González y al de ZP (que bajo mi punto de vista no lo es) 20 años más. Bien, hagamos cuentas. 3(Rep)+14(F.G)+6(ZP)= 23 años. Concluimos que la izquierda ha gobernado durante 23 años dentro de la historia de España, mientras que la derecha, lo ha hecho desde los inicios del concepto de España hasta nuestros días, es decir, más de 500 años. Por lo tanto, observaremos y nos percataremos que es normal que la “derechona” española esté desubicada al no estar gobernando.

Lo que se hace también “lógico” pero no justificado, que la primera vez que en España gobierna la izquierda (1931-33 / 1936), la derecha tenga que tomar las armas para seguir en el poder. Y esto es absolutamente condenable. Uno de los anónimos (si es que no es el mismo siempre) dice aquello de “para usted, todos los que le critican están en el polo opuesto”. Caballero, no es eso, para las personas republicanas de izquierdas, todo aquel que NO condena el franquismo es un franquista y por lo tanto así se le puede denominar, y por supuesto eso es estar en el polo opuesto.

Aquí en España, la derecha habla siempre con mucha ligereza sobre la reconciliación entre españoles. Pretenden la reconciliación sin reparar el pasado, su pasado criminal y atroz. Así las cosas no se hacen, caballeros. Primero reconozcan sus atrocidades pasadas y después ya podremos hablar de reconciliación. Hay muchos por ahí, algunos incluso que votan a partidos que afirman ni ser de derechas ni de izquierdas, que piden la reconciliación y que nos apartemos del partidismo que nos ciega, cuando son estas mismas personas que lanzan esa reclamación hacía la reconciliación quienes no dan el paso hacia la misma, pues no condenan el franquismo ni quieren mirar al pasado con la excusa de que lo importante es construir el futuro, afirmación por su parte demagógica, pues mirar y reparar el pasado no obstaculiza las labores de construcción del futuro, son dos labores compatibles que se pueden realizar al mismo tiempo sin que una impida realizar la otra.

Ustedes, la derecha española, no nos pueden exigir reconciliación sin que ustedes den el paso exigido que fuera el que nos encaminara inexorablemente, a la vez que afortunadamente, hacia esa reconciliación demandada. Pero para ello, hay que saber qué es la reconciliación. ¿La reconciliación es que nosotros pensemos como ustedes? Eso no cuela caballero.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pasaba por aquí y me pregunto, ¿para usted derechista es un insulto o no? Si lo equipara con Hitler, Pinochet o Franco esta claro que si. Pero en ese caso por que no equipara izquierdista con el stalinismo, por ejemplo. Le suena eso de que en todas las casas cuecen habas... y ver la paja en el ojo ajeno...
Y que conste que el regimen de Franco fue una dictadura repulsiva como todas, independientemente de su signo politico.

Espartaco dijo...

Pasaba por aquí y no leyó bien las intervenciones o las entendió mal.

¿Dónde dice que derechista es un insulto?