Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

lunes, 7 de junio de 2010

Mañana huelga

Pues sí, resulta que mañana está convocada una huelga en el sector público de este país. Todo porque les rebajan un 5% de media el salario a los trabajadores públicos. Ya hemos hablado de ello, ya hemos dicho que son maestros, médicos, técnicos de laboratorios, bomberos, policías... además de los que entendemos como tales, los de las ventanillas de los ministerios y ayuntamientos.

Vamos ha hacer un predicción: la huelga será un fracaso.

En primer lugar porque los funcionarios no está bien vistos por la mayoría de la opinión pública: hay muchos, son vagos y ¡de qué se quejan, tienen empleo fijo!

Tal es el grado de penetración de este mensaje entre la gente que incluso una buena parte de trabajadores públicos tiene interiorizado este mensaje. Muchos de ellos son los primeros en defender la privatización de muchos servicios (siempre que no sea el suyo, claro) por el bien del país.

Y si ese mensaje cala entre los mismos afectados... imaginen entre los demás.

Por otra parte la huelga de funcionarios está mal planteada desde el principio. No sólo por el mísero papel que juegan los dos sindicatos mayoritarios en todo esto, fieles escuderos del PSOE en el poder pese a practicar las políticas más rancias de la derecha neoliberal, sino por plantear una huelga exclusiva para un sector de los trabajadores haciendo así una diferencia entre unos y otros. Ya dijimos algo de esto en otra entrada y poco a poco se confirma.

Son los mismos sindicatos los que diferencias a los trabajadores de lo público y los trabajadores de lo privado, los que establecen diferencias entre unos y otros por lo que la huelga de mañana fracasará socialmente y una futura huelga general no tendrá el respaldo de los funcionarios (que la percibirán como algo que no va con ellos)

Esta estrategia sindical parece diseñada desde Moncloa. Tal es así que tenemos verdaderas dudas de que no esté pactada. Es más, incluso si la huelga de mañana no es muy mayoritaria es muy presumible que los sindicatos mayoritarios no convoquen una huelga general y "se avengan a razones"

En plena crisis económica del neoliberalismo el capitalismo está más fuerte que nunca. No tiene respuesta de ningún tipo, no se plantea alternativa. El pensamiento hegemónico de la sociedad es el de las clases dominantes y no cabe pensar que pueda colarse entre las rendijas otro alternativo. Los agujeros están bien cubiertos: la tele, las radios, los creadores de opinión... así como la orgía consumista de la que todavía no hemos salido hacen imposible otro pensamiento.

Mañana Espartaco estará de huelga, por motivos distintos a los de los convocantes, pero el blog no tendrá su entrada diaria.

Mañana será un día de reflexión y sobre todo para confirmar si las aseveraciones de hoy están o no equivocadas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

habló el vate, en plural mayestático como acostumbra, que sabe mucho de funcionarios y que mañana "no estará en huelga, pero sí". Vamos, que no va a tener el ordenador de su trabajo "de no funcionario" para "trabajar". Huele usted a funcionario de lejos.

Con gente como usted no me extraña lo que leo hoy en Público sobre la refundación de izquierda unida.

Espartaco dijo...

Trato de seguir su razonamiento y no lo consigo. ¿Qué tiene que ver en dónde trabajo para lo que le pasa a Izquierda Unida?

Craso Longino dijo...

Menos mal que el anónimo no sabe que usted “trabaja” de “liberado” sindical….

Craso Longino dijo...

Por cierto, cuentan que en una ocasión un ministro acudió a Winston Churchill con quejas sobre algunas actuaciones poco “civilizadas” de los servicios secretos británicos.

El Prime Minister le contestó: mire usted, se de sobra que los chicos del MI6 son unos hijos de puta. Pero son nuestros hijos de puta.

Pues eso…