Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

jueves, 21 de octubre de 2010

El canon

Sí, ya sé que esto parece que no toca hoy, que hay muchos otros asuntos más importantes, de actualidad, algo relacionado con la remodelación del Gobierno, o de la crisis canaria, o del fin de ETA o de la situación de LUNA (¡cuántos titulares ahora que está muerto el asunto!), ya lo sé, pero me parece interesante una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que dice que el canon digital que se aplica en España es ilegal.

Sí, viene a decir, por lo que he entendido, que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Caramba con la Justicia.  Sin embargo parece que es necesario recalcar este tipo de afirmaciones cuando los intereses de los privatizadores de la cultura se imponen al sentido común.

Después de esto supongo que la SGAE pondrá el grito en el cielo y el nuevo gobierno de ZP se las ingeniará para alargar y alargar el canon durante años con diferentes excusas de carácter técnico-jurídico.

Pero ¿y lo bien que nos sientan de vez en cuando este tipo de sentencias?  La verdad es que te quedas como Dios.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

es de sentido común que cobrar un cánon preventivo, "por si acaso el que compra un cd es un delincuente", no es lógico. También es cierto que los creadores de la cultura y la propiedad intelectual tienen que ser protegidas, o nos quedaremos sin obras. Aquí nadie vive del aire, los músicos, escritores, cineastas, etc. tampoco.
Es conocido también que el desprecio español hacia todo lo que sea cultura es antiguo y fiel reflejo de la poca cultura de los españoles. la piratería está socialmente tolerada, incluso bien vista, y se hace muy poco por atajarla. La llave para hacerlo, por cierto, la tienen las compañías telefónicas, que la toleran, porque es buena para su negocio.
En Francia y en otros países se han adoptado medidas eficaces contra la piratería, que sin duda pasan por un mayor control sobre internet. Se trata, simplemente, de que no sea posible hacer en internet lo que no es posible hacer en el mundo real: vender productos robados. Habrá que avanzar en esa dirección.

Anónimo dijo...

alucina vecina. los privatizadores de la cultura, los llama. no son privatizadores de la cultura, son productores. los privatizadores del suelo, en cambio, son especuladores. pero de esos, ni palabra. manda huevos.
A ver, dime, de que va a vivir Eugenio Monesma y toda la gente que trabaja con el, por ejemplo, si sus documentales se piratean en internet. dime de que. a ver si tienes huevos y se lo dices a la cara: eres un privatizador de la cultura.

Espartaco dijo...

Es un claro ejemplo de la perversión del lenguaje. Cultura= industria.

Los creadores, por ejemplo los pintores, los escultores ¿acaso no hacen arte? ¿Y ese arte no forma parte de la cultura?

Es más, ¿acaso la cultura es sólo la manifestación artística del ser humano?

Es una clara perversión (o confusión en su caso) del fin con el medio. Se reduce el concepto de cultura, no sólo a unas pocas manifestaciones artísticas, se lleva a reducirlo al medio en el que se producen.

Un cantante de ópera vive de sus conciertos y no de lo que le paga la SGAE o SONY digital.

Ese reduccionismo sobre el debate cultural le lleva a afirmaciones como la que hace: la defensa de los derechos de autor a ultranza que no deja de ser nada más que una ramificación de la privatización de los derechos del pensamiento (claro ejemplo son las patentes farmacéuticas, o las de semillas, o cualquier otro tipo. Se busca un negocio y al pensamiento, a la cultura, se trata de mercantilizarla, de cosificarla como una mercancía más.

Ese es el marco en el que tenemos que ubicar a este debate y no en otro.

Mire, los músicos viven de su música y resulta que hoy los músicos (los buenos) ganan más dinero que antes gracias a que hacen conciertos, venden su música en directo. Hoy se ha conseguido que mucha más gente pueda disfrutar de la música gracias a internet, que los músicos no dependan del filtro de las empresas discográficas y que tienen formas de difusión gratuitas de su arte (cultura) que permite que después llenen salas de conciertos.

Lo mismo pasa con los intérpretes teatrales y sus autores viven de las entradas que venden sus obras. ¿Acaso no hay más escritores que nunca en la historia?

Cíñase usted a la realidad y vea como se posiciona del lado de Ramoncín y de tantos otros que si tiempo ya pasó pero que pretenden vivir sin dar un palo al agua.

Anónimo dijo...

Ante tamaño despropósito, uno no sabe qué contestar.
En España hay un puñado de escritores, no más de veinte, contando ensayistas, que viven de sus ventas de libros. En música, fuera de los que tienen sus discos en los cuarenta principales, y no todos, nadie. El resto de los creadores, todos, absolutamente todos, dependen directa o indirectamente de las ayudas y subvenviones del estado. Editoriales, periódicos, cines, películas, teatros, pintores, escultores, etc. etc. Así de lucrativa es la cultura en España.

No "privatizan" la cultura. La crean. No roban a nadie.

Y tienen que comer de algo. Si no comen, no crean.

A esa situación, ya mala, ahora tiene que añadirse la piratería. Unos que leen libros sin pagar (quién escribirá libros a partir de ahora?) otros quieren ver las pelis gratis, la música, etc. Otros, peores, hacen negocio vendiendo copias piratas, en la calle y en internet, de lo que han hecho otros.

El pensamiento y la cultura son libres, y gratis. El trabajo, no. ¿o es que quiere usted que los guardianes del museo trabajen gratis porque la cultura tiene que ser gratis? y el músico, también tiene que grabar el disco gratis para que usted lo escuche gratis?

Lo que hay que leer, de verdad, lo que hay que leer.

Espartaco dijo...

Como siempre, usted coge el rábano por la hojas y no entra nunca al fondo de los asuntos lo que es bastante habitual.

Nada dice sobre el concepto de cultura (en mi pueblo sigue habiendo jotas, joteros y grupos folklóricos) y en nada les afecta todo eso. Le puedo asegurar que son mayoría respecto a los "profesionales", sólo en la jota, y sin embargo siguen haciendo cultura, arte o como lo quiera llamar.
¿Sabría usted decirme cuántos poetas actuales viven de sus ventas? ¿Cuántos de ellos dejan de escribir poesía por no poder vivir de sus ventas?

¿Sabría usted decirme cuantos escritores hay que escriban en aragonés hoy en día? ¿Cuántos dejan de escribir por no poder vivir de sus ventas?

Son dos claros ejemplos en los que se demuestra que la creación artística (que es una parte de la cultura, no toda, algo que usted no reconoce)no se para por una mera cuestión mercantil. ¿Acaso Van Gohg dejó de pintar sus cuadro por no vender ninguno?

Luis Martín Santos ¿vivió de su escritura? ¿Cuántos artistas hacen su arte como exigencia de su espíritu sin querer vivir de él? Miles.

Sin embargo usted cree que si Santillana no gana dinero se dejará de escribir... menuda chorrada.

O cree que si las discográficas se arruinan desaparecerá la música. (Dígaselo a los centenares de jóvenes que forman parte de un grupo musical y hacen música todos los días, la crean, la innovan sin vivir de ello)

La cultura y el arte como parte de ella no está sujeto al mercado forman parte de la esencia del ser humano.

¿Tan ciego está por las leyes del mercado y por el dogma liberal que ni tan siquiera puede ver la calle cuándo mira por la ventana?

Pues claro que son mayoría los artistas en España (y en el mundo) que hacen arte y no viven de su arte, siempre ha sido así y siempre lo será. Ello nunca ha impedido que existan pintores, escultores, escritores, músicos...

Según usted sólo pueden hacer arte los que viven de su arte (que son los que dicen las discográficas o las editoriales) y los demás... que les den. No los tiene presentes, no existen para usted.

Insisto en que su visión es absolutamente reducida, reduce cultura a arte, el arte lo reduce sólo a unas pocas facetas del mismo y de esas facetas sólo le interesan las que se pueden reproducir mediante determinados medios. Es decir, reduce el arte al medio y le preocupa el control del medio, que es lo que le preocupa a las grandes industrias.

Sí, su visión es muy reducida. Pero aún y todo, su visión es como su pensamiento, como dice usted, libre.

¿Sabría decirme cuántos grupos de música graban sus canciones y las cuelgan directamente en internet para que las puedan copiar quien quiera porque ellos viven de los conciertos?

¿Cuánta gente escribe poesía en internet? Claro, para usted esos no son ni artistas ni tampoco cultura.

dAv!d dijo...

Supongo que el Sr. Anónimo será un individuo coherente y ya habrá enviado un e-mail al redactor de este blog para ofrecerle una cuantía económica por venir al mismo a leer sus "editoriales"

Espartaco dijo...

El señor anónimo no es coherente, pero es divertido.

Craso Longino dijo...

Sin el anónimo cansino, este blog no sería el mismo.

Y lo que disfruta el Coordinador General de los Esclavos riñendo con él no se paga con dinero...

Anónimo dijo...

Señor Espartaco:
Me deja usted de piedra con eso de que los músicos buenos sacan mucho dinero de sus conciertos. Curioso concepto de quien es músico bueno y quien no, que se da de hostias con lo que teoriza después. De los conciertos saca dinero a espuertas, no los músicos buenos, sino los que apoya la industria, los que son publicitados hasta la saciedad, los que los medios de comunicación nos meten hasta en la sopa.
El otro anónimo se contradice pero lo del tracio es de nota.
Eso si este blog es mejor que el Jueves.
Y por favor, fiero gladiador, no me meta por hacerle ver esta pequeña contradicción en el saco de los explotadores de clase obrera.

Espartaco dijo...

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/1387770/07/09/Grabar-discos-Los-conciertos-suponen-ya-mas-del-90-de-los-ingresos-de-los-artistas.html

Bueno, allí tiene una noticia sobre los ingresos de los artistas sobre los conciertos: el 95% de la recaudación de los mismos son para ellos. En fin, usted mismo. Allí verá también como las descargas "ilegales" son tan sólo publicidad para esos conciertos. Hay muchas más noticias sobre este asunto.

Anónimo dijo...

¿y los escritores, de que tienen que vivir si se piratean los libros? ¿de los conciertos? ¿y los cineastas?

Espartaco dijo...

¿Los escritores? ¿Qué escritores? ¿Los que viven de su trabajo? Supongo que del sueldo que cobren, ¿no?

¿Y Penélope Cruz? ¿de qué vive PE? ¿de Bardem?

Anónimo dijo...

Osea que usted sigue pensando que vender muchas entradas de conciertos es exclusivo de los buenos músicos. Los que no llenan conciertos sera porque son malos según usted. Osea la ley de la oferta y la demanda.
Sr. Espartaco incluso usted me falla y se va al neo liberalismo. Que decepción, que inmensa decepción. Solo nos queda el pobre Gonzalo allá preso en el Callao.
Al margen claro de la simplificación de considerar como músicos solo a los interpretes. Los que solo componen pero no hacen conciertos según su teoría no son músicos.

Espartaco dijo...

Qué obstinado es usted y qué a destiempo pone las comparaciones estimado anónimo.

El gusto musical, el gusto por la música, por los sonidos armónicos y melodiosos tiene una larga y singular historia que se remonta a la noche de los tiempos y siempre ha habido compositores, intérpretes y audiencia. Unos (los más, desde siempre) han hecho música por el mero amor a la misma, otros han tratado de vivir o bien de su composición y/o de su interpretación lo que han conseguido muy pocos alternando este tipo de actividades con otras de mayor y constante remuneración. Sólo unos pocos (y sin la SGAE y los derechos de autor) han podido vivir exclusivamente de la música que producían, y esto ha pasado desde los tiempos de los romanos, que diría aquel...

Y bueno, como ya están claras las posturas y todo el mundo que lea esta discusión comenzará a cansarse por tener que leer argumentos reiterados (su reduccionismo del concepto cultural que le lleva a asimilar con el medio y la propuesta de libertad cultural absoluta, incluida la del medio que usted identifica con cultura) por mi parte prefiero dejarlo aquí.

Anónimo dijo...

Veo que es incapaz de clarificar sus propias contradicciones y eso le lleva a alterarse y crisparse. Que le vamos a hacer.

Espartaco dijo...

No me parece, releyendo mis respuestas, que éstas denoten alteración o crispación. En ocasiones los textos se interpretan según el ánimo de quien los lee. En todo caso insisto en que prefiero terminar aquí este tedioso debate donde además el resto de participantes ya han manifestado su postura.