Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

miércoles, 15 de junio de 2011

Violencia e indignados

Parece que se acabó el estado de gracia de los indignados y la imagen angelical que transmitían los medios de comunicación a la ciudadanía de este movimiento.  Han pasado las elecciones, los partido sostén del sistema, el PPSOE y sus aliados ocasionales, CiU y PNV han concluido que no han tenido incidencia en el resultado electoral y que no dejan de ser nada más que un molesto grano en el culo que es mejor extirpar a tiempo antes de que pueda ser algo mayor.

Es más, los sindicatos del régimen están preocupados porque han enseñado sus vergüenzas; que unos perroflautas tengan más capacidad de movilización y convocatorio que ellos, los serios y rigurosos representantes de los trabajadores, es altamente indignante ya que cuestiona su papel de honrosos representantes de los trabajadores en todas las negociaciones que se convierten en tropelías y traiciones contra los derechos adquiridos tras años de lucha y duros sacrificios.

Así, el poder cree llegado el momento de terminar con esta movilización ciudadana ante de que se convierta en realidad ese deseo de "ser la levadura que levantará a la masa"

Pero existe un problema: la masa, es decir, el conjunto de la ciudadanía.  Ellos comprenden el movimiento, lo tratan con admiración, respetan esas formas de protesta cívicas y no violentas y además comparten sus objetivos políticos.  Esta sociedad adormilada es capaz de responder, aunque sea de forma mecánica, a un llamamiento que dice BASTA YA a la inmundicia de un sistema que se encamina hacia la autofagocitación.

Y eso es preocupante.  Preocupante para el poder.  Por eso hay que desactivar esta bomba cuanto antes y para eso cuentan con el respaldo de los medios de comunicación que demuestran una vez más, no sólo ser serviles y fieles vasallos de su señor, sino formar parte de la misma estructura de poder.  Y lo hacen todos.

Claro ejemplo ha sido la forma de abordar la noticia de la constitución de los ayuntamientos y las concentraciones del movimiento ante los mismos.  Se los ha acusado de antidemocráticos por... por estar en la calle protestando.  Sí, sí, por ocupar la calle de forma pacífica protestando.  Se demoniza la protesta como algo antidemocrático (en todo caso serían sus formas si fuesen violentas pero como no pueden hacerlo se inventan la noticia)  Lo podemos ver en el trato dado por ejemplo en Diario del Altoaragón sobre este suceso quien tituló en su web que "unas decenas" de personas se concentraron, o la columna de opinión de su director, toda una declaración de principios con respecto al papel que debe jugar la prensa a partir de ahora: Fue bonito, tuvo nuestro visto bueno pero ya está bien, esta chiquillada debe terminar.

Y dicho y hecho.  Que en Madrid unos cuantos ciudadanos persiguen al Alcalde por prohibir un concierto, la culpa de los indignados y además se les acusa de comportamientos violentos, incívicos y antidemocráticos.  Que a las 12 de la noche hay una protesta (¡A LAS 12 DE LA NOCHE!) ante el Congreso de los Diputados por el nuevo apretón a los derechos laborales (los sindicatos guardan silencio), se les acusa de un delito ya que en ese espacio radica la soberanía popular; que en Cataluña hacen una protesta ante la bajada del presupuesto en sanidad y educación con la sana intención de privatizar los servicios públicos... se les acusa de violencia y de chantaje contra la soberanía popular.

Es decir, que la protesta, un derecho básico de la sociedad burguesa, de los principios liberales desde el siglo XIX debe criminalizarse porque esa protesta no se controla desde el poder (hasta ahora se controlaba a través de los sindicatos)

Y esa criminalización de la protesta es el primer paso para que el movimiento de los indignados pierda respaldo social, para que la ciudadanía los vea como violentos antisistema (no han quemado ni una papelera, antes al contrario, recogen las colillas tras las reuniones) y cuando llegue el momento de emplear la fuerza (la policía) esté bien visto por la gente de buena fe.

La situación del movimiento está en un momento crítico ya que todo el aparato del poder del sistema se está organizando en su contra.

Mi previsión es pesimista (lo soy, que le vamos a hacer) y creo que el movimiento no resistirá el ataque.  Sin embargo de todo hay algo positivo, una generación de jóvenes que nunca habían participado en la vida pública habrá aprendido una lección: que todo lo que les habían dicho sobre las bondades de la democracia occidental son mentira.  Y esas lecciones no se olvidan.

10 comentarios:

dAv!d dijo...

Aquí puede verse lo que nombras:

http://www.cortesaragon.es/fileadmin/repositorio/Hemeroteca/elecciones/2011/otros/Noticias_Generales/DA11061201.pdf

Por cierto, que lo de "varias decenas" fue cosa de la ultraderechista Europa Press. El Diario dijo que éramos "casi un centenera" cuando en la foto que más abarca de las que hicimos (y no refleja la totalidad, que habría como poco 50 más) hemos podido contar 236 personas.

Más informaciones en acampadahuesca.blogspot.com

MENTA dijo...

Hola,
yo en ese aspecto estoy tranquilo, esto ya ha calado en la sociedad y como sigan apretándonos a los de siempre la cosa puede descontrolarse.
Puede ser el origen de una revolución, ¿por qué no?.Perdonad mi posible ingenuidad, pero necesito agarrarme a algo.
Un salduo.

Víctor C. dijo...

El PsoE y sus acólitos (entre ellos medios de comunicación) intentaron aprovechar la baza del 15M, si no sumándose a ella sí al menos comprendiéndola en un intento por sacar rédito electoral. Sin embargo han visto que se llevaron el batacazo, porque este movimiento iba y va contra ellos y sus políticas, además de contra otros, en definitiva contra el sistema establecido en el que reina la partitocracia y las políticas neoliberales que hacen que quienes esten en el poder sean los bancos y los mercados, a pesar de que nadie les haya votado.

Es de destacar la consideración, sobre el movimiento del 15M, de los sectores más reaccionarios de la derecha, como es el que lidera Esperanza Aguirre, la cual dice que el 15M es un movimiento totalitario.

No obstante, yo también me muestro pesimista, dado que el sistema se hace fuerte al tener mediatizados a un rebaño inmenso de españoles.

Anónimo dijo...

Anda Espartaco, llama a tu jefe de filas, ese pobre hombre llamado Cayo Lara, que te podrá explicar como las gastan estos "indignados"

Espartaco dijo...

Hola gnomo. Viendo la edición impresa el efecto todavía es mayor. La columna de García Antón al lado de las fotos de Luis Gállego y Pilar Novales (CHA e IU).

Otra casualidad de composición sin intencionalidad (ironía)

Anónimo dijo...

Pero bueno... así que va a resultar que lo que ha pasado ha sido una manipulación informativa de "el sistema". A ver si espabilas, gonomo, y le das una sacudida a tu jefe, como la que le han dado a Cayo Lara en Madrid, y nos divertimos todos un rato. Se le ha ido de las manos el 15 M a la izquierda y ahora la culpa es de "el sistema". Sí, mire, es que la izquierda, incluyéndo a iu y por lo tanto a usted, está muy, muy dentro de "el sistema", y por eso les zarandean a ustedes incluso más que al resto, porque además de estar en en sistema son unos enormes hipócritas.

Espartaco dijo...

Los patéticos intentos de dar otro color a los comentarios de este blog son bastante mediocres y muy apagados. Entiendo que quiere usted proponer a debate lo que le ha pasado a Cayo Lara en Madrid y si eso es un hecho relevante con respecto al movimiento de los indignados ¿es así?

No es mala propuesta de debate, créame, y muy posiblemente debería usted leer el post que le dediqué a IU titulado LA INDEFINCIÓN DE IU, donde creo que se pueden encontrar algunas claves generales. Otras por supuesto son la actuación más o menos minoritaria de los presentes y si es representativa o no del movimiento. También del despiste que lleva Cayo Lara. Pero si es capaz de hacer una intervención menos biliosa y más racional de su propuesta cabe la posibilidad que se le tomara en serio.

Inténtelo, tendrá menos acidez de estómago y será más feliz.

Anónimo dijo...

Lo realmente patético es el intento constante que hacéis los de IU por acercaros a la una extrema izquierda que nunca va a confiar en vosotros. Eso si si luego conviene a la cartera se pacta con PSOE o con PP o con quien haga falta. El resultado es una IU marginal que nunca va a poder ser alternativa al PSOE, y eso se ve ahora en que ante el descenso del PSOE IU sube mínimamente.

Anónimo dijo...

Ya le doy yo los argumentos para disculpar lo de Cayo Lara:
- eran una minoría que no representan al movimiento 15 M
- Cayo Lara es el sector "malo" de IU que se ha alejado de "las masas" y se ha echado en los brazos de "el sistema"

Ale, ya ve, es usted predecible. Como todos los políticos.

Espartaco dijo...

Amén.