Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

martes, 8 de septiembre de 2009

Prostitución

Hoy hay coincidencia en portada del Heraldo y del Periódico de Aragón: la prostitución. Alarma social, mujeres con poca ropa en las calles de Zaragoza, imagen negativa, protestas vecinales... Y es que lo que pasa en Zaragoza no es distinto de lo que pasa en otras grandes ciudades españolas, Madrid o Barcelona sin ir más lejos. De hecho la TV ya hace días que nos tiene informados sobre los posicionamientos de determinados ayuntamientos (como el de "progresista" de Barcelona), que solicitan una ley que prohiba la prostitución EN LA CALLE. Y es que es muy feo. Esas chicas, casi todas extranjeras, con sus minifaldas, sus escotes, sus tangas... y asaltando a los hombres que pasean por las ramblas. El comercio se ve perjudicado, también el turismo. Algo hay que hacer.

Por otra parte la prostitución genera ingresos (aunque no estén fiscalizados) y forma parte del PIB. Sí, sí, como lo oyen. Si se suprimiese la prostitución el PIB bajaría uno o dos puntos, tal es la cantidad de dinero que se mueve.

¿Qué hacer? Lo mejor es apartarlas de la luz pública. Hay que regularlo. Que ejerzan su "oficio" pero en lugares cerrados. ¿Es esa la solución?

Hay quienes hablan de libertad en el tema de la prostitución y hay quien afirma que unas cuantas putas los son por voluntad propia, algunas por viciosas. Es más, incluso algunos reportajes de TV, de esos que se llaman de investigación, se encargan de resaltar a esa parte de la prostitución.

Seguramente un porcentaje, en torno a un 2-3% estén en esa situación pero lo cierto es que la mayor parte lo hacen forzadamente. Por motivos económicos, por mafias, por drogas... por algo pero no porque dejen su puesto de trabajo para dedicarse a esto.

¿Cuándo cambiará el discurso y se verá que ellas, las putas, son las víctimas? ¿Cuándo las leyes penaran al cliente, al que compra (por un rato) a un ser humano?

Es curioso, la trata de blancas está penada, también la esclavitud y queda claro quien es el delincuente y quien la víctima, pero alquilar por un rato a un ser humano genera debates sociales. ¿Tendrá que ver algo la crisis con el aumento de la prostitución?

La legalización de la prostitución y su ejercicio en libertad debe llegar después de solucionar los problemas sociales que conducen a las mujeres a ejercer de putas. Cuando ninguna esté forzada (por los motivos que sean) entonces que se libere pero antes hay que resolver otros problemas y mientras tanto no cargar contra las víctimas.

2 comentarios:

Craso dijo...

¿Cómo has calculado ese 2 o 3 % de prostitutas viciosillas? ¿Tal vez por el infalible método de análisis marxista?

http://www.apramp.org/

http://www.colectivohetaira.org/web/index.php

Espartaco dijo...

En este caso el marxismo no tiene nada que ver. Yo puse un 2-3% un poco por sentido común pero según los datos que maneja Bibiana Aido se estima en un 5%.

Lo que sí tiene de análisis marxista (sin presumir) es el análisis de clases, la pobreza, dedominio que tiene un ser humano sobre otro (en este caso las mafias y proxenetas sobre las mujeres, siempre sometidas por los hombres)

Por cierto que para nada he dicho que sean viciosas, eso te lo sacas tú de la manga y desconozco los motivos, ni tampoco es el centro de mi reflexión.

Por otra parte muchas gracias por las páginas, las ojearé