Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

jueves, 8 de abril de 2010

Garzón

¿Pero qué se creían ustedes? ¿Qué esto de la democracia iba en serio? Hasta allí podíamos llegar. Una cosa es hacer un modelo de democracia representativa y otra cosa es que sea una democracia real. En esta democracia se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo escribir este blog criticando el sistema, y eso es mucho, es tanto como por ejemplo lo que puede hacer Yoani Sánchez sobre el sistema cubano desde Cuba.

Es más, en esta democracia se pueden publicar libros sobre la historia reciente, unos escritos por historiadores serios, consagrados, con reconocimiento académico internacional y mínima repercusión publica y otros que dicen verdaderas atrocidades, falsedades y mentiras de todo tipo bien apoyadas por el libre mercado y sus sistemas de merchandaising para que se vendan mucho, del tipo de César Vidal o Pío Moa.

Ahora bien, hacer cosas serias, como por ejemplo buscar a los más de 100.000 fusilados por el fascismo en España que se ocultaron en cunetas y tapias de cementerios para que sus familiares les den un entierro digno no puede ser. Eso deja en evidencia que en España hubo un genocidio, que ese delito no prescribe y que la ley de amnistía (que beneficia a los asesinos) es una farsa.

Pero tan sólo eso, deja en evidencia. Lo que hacía Garzón era buscar a los fusilados, tan sólo eso. No perseguía ni a los asesinos ni mucho menos a los ladrones que, aprovechándose de la Ley de Responsabilidades políticas, se enriquecieron a costa de las víctimas y hoy son ciudadanos honrados, de orden y demócratas de toda la vida.

Y eso no puede permitirse. ¿Pero sólo por eso? No, por eso sólo no. El verdadero motivo es porque el autor de semejante felonía es un juez, un miembro del cuerpo judicial español, ese cuerpo al que ni la tan siquiera llevada y traída transición ha llegado. Un cuerpo que se coapta a sí mismos y es mantenedor de las esencias del conservadurismo patrio más rancio y reaccionario. Sólo hay que darse una vuelta por el panorama judicial español para darse cuenta de lo que pasa: huelgas de jueces a un ministro un poco rosáceo que llevó a su dimisión, casos Neira donde los ladrones se van a la calle por defectos de forma, criminalización de la libertad de expresión por quemar banderas o retratos, o más recientemente Gurtell y otros.

¿Entonces, Garzón?

Garzón es un tipo curioso que con errores o aciertos se creyó esto del Estado de Derecho y quiso llevarlo hasta sus últimas consecuencias y eso es traición a la casta judicial y ya se sabe que no hay peor enemigo que un traidor. Un tipo que pretendía dejar en evidencia la esencia de la Transición, es decir, que el Franquismo fue un régimen ilegítimo que además fue un asesino masivo y eso no puede ser. Y para ello nuestra democracia se ha empleado a fondo usando todos márgenes legales que le permiten sus tripas para colgar del palo mayor al irreverente juez para que sirva de ejemplo público.

¿Todavía se creen lo de la democracia? Si es que ustedes son unos infelices.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

En primer lugar: si César Vidal o Pío Moa dicen algo que sea mentira ahí tiene usted los tribunales. Esto es un estado de derecho.

En segundo lugar: no estando en absoluto de acuerdo con la acusación de prevaricación que pesa sobre Garzón, le diré que Garzón va a tener la oportunidad de defenderse. Además estoy seguro de que saldrá airoso de ésta porque la acusación es absurda. Esto sigue siendo un estado de derecho.

Que un juez, o veinte, tengan actuaciones muy discutibles no invalida todo el sistema. El sistema sigue funcionando, no todo lo bien que querríamos, pero no se parado ni hemos vuelto a tiempos pasados. Galzón se defenderá y saldrá más fuerte que nunca, la opinión pública tomará conciencia de los problemas que aquejan a la justicia, se adoptarán soluciones y ya está.

Anónimo dijo...

Yo me pregunto si en democracia se pueden presentar a las elecciones ciertos partidos políticos o publicar ciertos periódicos. Se lo preguntaría a Garzón.

Espartaco dijo...

Estimado anónimo 1, usted plantea que el sistema judicial funciona, y no lo dudo, con Franco también funcionaba (y tengo entendido que mejor que ahora)
Igualmente plantea que no hemos vuelto a tiempos pasados. Mire usted, yo defiendo lo contrario, que no hemos salido de tiempos pasados.

Bueno, con lo de César Vidal o Pío Moa... usted mismo.

Anónimo dijo...

Es obvio que hemos salido de tiempos pasados, porque un juez ha planteado juzgar los crímenes del franquismo, otro lo está impidiendo, y el asunto se va a dirimir en los tribunales, muy probablemente a favor de Garzón. Esto, con Franco, no pasaba.

El único que vive en el pasado es usted, Espartaco, vive en la ilusión de que vivimos en dictaduras y que en consecuencia las ideas que usted defiende todavía tienen alguna vigencia, como la tuvieron entonces. De ilusión también se vive.

Craso Longino dijo...

Con Franco había democracia (orgánica) y referéndums. ¿Qué culpa tenía él de ganarlos?

Por cierto hubo un pueblo en el que un referéndum lo ganó de forma abrumadora, el 108% de votos afirmativos que salieron oiga.

Además las papeletas con el No había que ir a buscarlas al cuartelillo de la Guardia Civil. Allí estaban bien custodiadas para que ningún cabrón pudiera quemarlas o algo peor…..

Anónimo dijo...

Hola, sin animo de molestar, que le pareceria si Garzón hubiese admitido a tramite investigar la matanza de Paracuellos y no los crimentes del Franquismo. Mal, pues al reves lo mismo o parecido. Tiende a olvidar que el Comunismo en el 36 era lo menos parecido a una democracia, a un sistema de derechos y libertades y al respeto a la pluralidad. En todas las guerras los dos bandos acaban haciendo barbaridades, es facilmente demostrable leyendo libros sobre la historia de la humanidad. ¿Si hubiera ganado el Frente Popular, que al final era totalmente controlado por Stalin no hubiera habido represión en el sentido opuesto? Dicho lo cual no quita para que el regimen de Franco fuera totalmente detestable y condenable.

Carlos Fernández Ocón dijo...

No había leído todo esto y lo lamento. Llego tarde pero debo decir.
Que Espartaco y Craso aquí habéis estado de pena. Demagógicos por un tubo.
Que me gustaría conocer a ESTE anónimo que aquí lo ha bordado.

Espartaco dijo...

Estimados contertulios, me vais a permitir que os diga una cosa, ni puta idea.

Paracuellos ya está investigado por la justicia. Se hizo a partir de 1940, se rescataron los cadáveres y se les dio entierro digno. Se juzgó y se condenó. Se hizo eso en una cosa que se llama la Causa General. Todos los asesinatos que se perpetraron en el bando republicano ya están investigados. Hasta hace poco podíamos leer en las Iglesias a los caídos por Dios y por España. De los otros...

De que España en el 36 era comunista... ¡qué decir! Antes de hacer esas afirmaciones habría que leer un poco, sólo un poco ya que el PCE era un partido tan minoritario como lo es ahora (en febrero, mes de las elecciones) Claro, sin tener ni idea, se llegan a conclusiones estúpidas.

Anónimo dijo...

Querido Espartaco, yo no he dicho que España fuera comunista en el 36 ni en el 39 pero que en el 36 hubo comunistas y anarquistas que hicieron autenticas tropelias y que a lo largo de la contienda Stalin tomó las riendas del Frente Popular esta bastante demostrado (que se lo digan a los del POUM por ejemplo y me parece que esos no eran fascistas precisamente). Me parece increible que personas como usted que dice defender unos valores tan nobles defienda a un Juez que permite que se graben las conversaciones entre los acusados y los detenidos (aunque sean todos unos chorizos) saltandose la legalidad o que se va a dar cursos a los EE.UU. mientras Botin (Banco Santander) se lo financiaba irregularmente, por citar las otras causas que tiene pendiente.

Carlos Fernández Ocón dijo...

A este hombre le haces como a mí, pones en sus labios lo que no dice.
Al contrario de lo que pensaba, no debeis ser jóvenes sino mucho mas viejos que yo. Y debísteis pasarlo francamente mal. Lo siento, de verdad lo digo. Pero eso no es la cuestión. Paso a escribir a la otra entrada, mas reciente.