Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

martes, 14 de diciembre de 2010

El Ayuntamiento, paso lento

Y tan lento, por lo menos en este blog.  Quien lo ha visto y quien lo ve.  Repaso y veo con preocupación que algo pasa en el Ayuntamiento porque nada de lo que últimamente ha pasado en Huesca ha sido motivo de mi consideración.  No ya las cosas que me puedan parecer criticables, no tampoco las que me parecerían oportunas de aplauso como el éxito anunciado por Luis Felipe en la carretera de Ayerbe para la ejecución el próximo año de una gran rotonda que solucione tan problemático cruce.

Sí, y es que repaso la vida municipal en otros blogs de Huesca y veo la misma situación, atonía.

¿A qué se debe tan extraño fenómeno?  (Ni la oposición municipal se motiva ni nos motiva, nada de nada)  Seguramente a esa extraña forma de gobierno que es el Marcelinato, lugar de pocos matices y muchos grises, anodino, melancólico y conformista, bastante parecido a esas pesadillas futuristas donde no queda espacio para las emociones.  Da igual que los ritmos políticos sean un acierto o un estrepitoso fracaso, da igual porque nunca pasa nada.

Quizá sea esa la razón por la que Luis Felipe se ha convertido en referencia e incluso vuelvan sus miradas desde Madrid, porque ha entendido perfectamente qué es eso del Marcelinato y lo aplica a la perfección.

Naturalmente que sí, el PSOE en Huesca volverá a ganar las elecciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que un sitio tan pequeño como Huesca dé mucho de sí. ¿Qué espera, que el Ayuntamiento organice una Expo mundial, las obras del tranvía, la capitalidad cultural europea? No da más de sí. Oiga, igual tienen suerte, mejor tener un ayuntamiento que haga poco que no uno que haga mucho y mal.

Si no hay noticias, quizás ésa es la buena noticia.

Espartaco dijo...

No es eso porque tal y como he dicho en la entrada sí que hay noticias y alguna de ellas positiva, no, lo que pasa es que se ha creado un clima de que no pasa nada, el plantero perfecto para un nuevo triunfo del Marcelinato

Craso Longino dijo...

Tiene razón el anónimo. Lo mejor con esta banda de zamandungos es que se estén quieticos sin enredar.
Aunque puede que no hagan nada debido a que Elbog, con la servil aquiescencia de los “nuevos gestores”, no dejo un euro en las arcas municipales