Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Estado de alarma

Quede claro ante todo que no soy del equipo de los controladores aéreos.  No me gustan.  Es más, si me preguntan diré claro y alto que estoy en contra.  Me parecen unos caraduras de impresión, unos jetas, unos sinvergüenzas de tomo y lomo.

Quede claro que me pareció correcta la actuación del Gobierno ante el desplante que realizaron los días del puente.  Nadie puede abandonar un servicio público sin avisar y mucho menos por motivos espurios.

Pero lo que no comparto, de ninguna de las maneras en un Estado que se dice democrático es la declaración del Estado de Alarma como prevención.

Dice el Gobierno que lo que pretende es garantizar los días navideños un correcto funcionamiento del servicio aéreo y que para ello lo mejor de mantener una situación de excepcionalidad.  Bueno, veamos que podemos hacer con ese razonamiento.  Imaginemos que ante la delincuencia de poca monta (hurtos, carteristas...)que estos días aumenta en las zonas de aglomeración urbana el Gobierno decreta, de manera preventiva, un Estado de Alarma con la sana intención de garantizar unas compras navideñas más tranquilas.  Inimaginable ¿no?

En toda democracia que se precie, nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, es decir, se parte de la presunción de inocencia.  A los delincuentes se les detiene después de cometer el delito, nunca antes.

Nos gustará más o nos gustará menos pero lo contrario no es una democracia.

Sí, sé decir esto con el colectivo de los controladores como sujeto de la historia suena cuando menos extraño.  Cierto, no tienen ningún tipo de respaldo popular, ningún apoyo, ninguna simpatía, pero eso no implica que la Justicia deba llegar hasta el último estercolero de España ya que en caso contrario el precedente que se sienta es muy, pero que muy grave.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo creo que sí es justificable es "estado de alarma" preventivo. Sin meterme en vericuetos legales y constitucionales que nos llevarían demasiado lejos, yo considero que el "estado de alarma", como su propio nombre indica, es una medida preventiva ante un peligro inmimente, no ante una amenaza que se ha materializado. Si, por ejemplo, la policía confirmara que un grupo terrorista pretenden atentar próximamente, estaría justificada la alarma. Si el atentado se hubiera producido ya, quizás pasaríamos a otro estado.

Los controladores demostraron hace un par de semanas que son capaces de cualquier cosa. De una huelga total, no declarada, no anunciada, de duración indefinida. Eso, ahora mismo, los convierte en un peligro cierto y demostrado. Es lógico que se adopten medidas preventivas.

Por otro lado, imagine usted que nos ponemos garantistas al máximo y prevemos su inocencia (lo que sería tan estúpido como prever la inocencia de un terrorista con una bomba en la mano, pero sea). Imaginemos que la lían otra vez. Imaginemos a cientos de miles de españoles, inmigrantes y turistas que no pueden volver a casa por navidad, como "el almendro".

Todo el mundo se echaría encima del gobierno, y con razón.

Ante la amenaza constatada que presentan los controladores, el gobierno hace lo único que puede hacer en tan corto plazo de tiempo.

A largo plazo, todos a la puta calle.

Anónimo dijo...

Que grande eres. Has dado un paso más. Ya no solo decides lo que es o no ser de izquierdas, ahora también lo que es o no democracia. Ole, ole y ole.

Espartaco dijo...

Gracias por nada. Pero en realidad soy alto, grande era Napoleón.

Miren, un Estado de Alarma se decreta cuando hay un terremoto, no cuando se prevé que puede haber un terremoto. Al menos eso dice la Ley pero por encima de todo el sentido común.

No vale el ejemplo del terrorista con una bomba por motivos obvios, lleva una bomba y eso es delito.

No, no se puede declarar un Estado de Alarma por prevención, al margen de lo que diga la Ley lo dice el mínimo sentido democrático. El Estado de Alarma restringe derechos, no sólo a los ciudadanos, también limita las actuaciones del propio gobierno, es una excepción dentro de la normalidad democrática y la evidencia es que es la primera vez que se ha declarado desde el año 1978.

Si el criterio es preventivo y es el gobierno quien decide qué es lo que hay que prevenir... las consecuencias las puede ver todo el mundo.

Miren, es un conflicto laboral. Yo pienso que los controladores no tienen razón y que el Gobierno tiene el apoyo de la población (además de la razón en el conflicto laboral) pero no deben emplearse medidas fuera del control democrático.

Cierto, los controladores pueden hacer cualquier cosa, como los pilotos de avión o los de FFCC o cualquier otro.

Veo que ustedes no parten de la presunción de inocencia (básico en cualquier estado de derecho).

Repito que no apoyo ni sus reivindicaciones ni sus figuras laborales pero no es válido salir del juego democrático.

¿Qué pasaría si mañana se aplica este concepto a una huelga legalmente controlada?

No, no es válido

Anónimo dijo...

Si se hace porque se hace, si no se hace porque no se hace nada. En algunas situaciones los gobiernos no hacen lo mejor, quizás ni siquiera lo correcto, porque no tienen esa opción. Hacen lo menos malo.

El caso es criticar, y hablar por hablar, y llevar la contra por decir algo.

Espartaco dijo...

A mí, lo que realmente me pasa, es que no entiendo bien esto de la democracia. Será porque no soy un "demócrata de toda la vida"

Vicente Lera dijo...

Jajajaja menudos ejemplos te has cascado Espartaco. Yo veo justificable la medida adoptada y el problema ya no es tanto la justificación legal, que parammi la hay, sino q es el primer estado de alarma que se declara en la historia de nuestra democracia. En unos días pondré un post sobre este tema. Como siempre esperare vuestros comentarios, sobre todos los tuyos Espartaco, jejeje

Víctor C. dijo...

Bajo mi punto de vista el Estado de Alarma no ha estado justificado ni ahora de manera preventiva ni antes para solucionar un conflicto laboral, conflicto laboral cuya única responsabilidad debe caer en el Ministro de Fomento y en consecuencia en el Gobierno.

Asistimos sin lugar a dudas a lo que guarda dentro de sí la constitución borbónica, una constitución reforma del franquismo. Una constitución que es capaz de crear un Estado de Alarma (Estado del Terror) cuando los conflictos que se le han ido de las manos al gobierno de turno se hacen irresolubles por la incapacidad del mismo y por su propia metedura de pata.

Los controladores aéreos cobran mucho dinero, pero también tienen un trabajo de suma responsabilidad, y la responsabilidad se paga. Ellos se rigen como cualquier otro trabajador por un convenio colectivo que no ha sido respetado, y esa ha sido la verdadera razón de que dejaran de trabajar, pues ni lo abandonaron ni mucho menos podemos hablar de huelga.

Pepiño Blanco de manera unilateral les cambió el convenio en Febrero para que cobraran menos dinero, para ello les suprimió las horas extras y les incrementó las horas ordinarias. De 1200 horas + 600 horas extras pasaron a hacer 1670 horas, todas ellas ya ordinarias. Es decir, que de hacer 1800 horas al año han pasado a hacer, porque así lo estableció Pepiño Blanco, 1670 horas, como vemos 130 horas menos al año. ¿Qué es lo que ha pasado? pues que los controladores ya habían cumplido las 1670 horas del convenio que de manera unilateral les cambio el Ministro de Fomento, con lo que ya no debían ni podía trabajar más horas en lo que restaba de año. Se fueron a sus casas como haría cualquier otro trabajador de cualquier otro gremio.

La solución de un gobierno incompetente ha sido "tirar" de una constitución franquista reformada estableciendo un estado del terror militarizando a unos trabajadores para que "a punta de pistola" se les obligue a mantenerse en sus puestos de trabajo". La fiscalía atendiendo al código penal militar mide una pena de 8 años de cárcel para ellos, pena muy por encima de la que a un delincuente le cae por corrupción de menores o similar, una verdadera paradoja, en la que se han priorizado las vacaciones de 600.000 personas( no sé de donde han salido tantas en tiempos de crisis viajando en avión por capricho) a los derechos laborales de unos trabajadores.

El que la mayoría de los trabajadores cobremos menos dinero que el gremio de los controladores no nos debería hacer comportarnos como auténticos "patrones", un trabajador debe luchar por conseguir derechos laborales y nunca por destruir derechos que otro gremio ya ha alcanzado.

Saludos.

Anónimo dijo...

Los comentarios de Víctor C. están en la línea de lo expresado por el sindicato CGT, que apoya a los controladores.

No se trata de si se es más o menos demócrata, sino de si éste es un estado de Derecho o no. Si alguien piensa que la declaración de "estado de alarma" no es legal, ahí tiene los tribunales.

De momento los que están siendo citados por los tribunales son los controladores, que ganando tanto dinero han causado un agujero económico impresionante a cientos de miles de ciudadanos y, si calculamos las consecuencias indirectas, a millones. Que paguen con su patrimonio lo que han hecho.

Anónimo dijo...

Acabo de leer que el 85 por ciento de los controladores ha firmado un manifiesto en el que se comprometen a no hacer huelga en navidades si se levanta el estado de alarma.
El otro 15 por ciento se calla.

Es alucinante. Todavía estos tíos tienen los huevos de querer tratar al gobierno de 40 millones de españoles de tú a tú, en plano de igualdad, y de proponer negociaciones.

Está claro que el estado de alarma está más que justificado: no son inocentes, son sospechosos habituales que acaban de cometer lo que probablemente dirán los tribunales que será un grave delito con pena de cárcel. Y no, no es un conflicto laboral porque lo de hace unas semanas no fue una huelga, que las huelgas tienen reglas, anuncios, servicios mínimos, etc. fue un chantaje al estado y a 40 millones de españoles. Y si tuviéramos una situación normal esta gente estaría ahora en la puta calle o al menos con suspensión de empleo y sueldo, pero como eso no puede ser (sí, se cobra mucho, pero también se tiene mucha responsabilidad, no sólo que los aviones no choquen sino también de no paralizar el país) pues tenemos un estado de alarma, van a trabajar y ya está. Y oiga, el estado de alarma no significa que trabajen más ni que les estén apuntando con una pistola. O quizás sí, vamos a pensar mal, quizás ahora lo que pasa es que hay un militar que está apuntando las horas reales que trabajan, y no están cobrando tanta hora extra a casi mil euros la hora, y por eso ahora les corre prisa levantar el estado de alarma.

Gracias, señores controladores, gracias por trabajar, qué agradecidos tenemos que estar todos de que hayan anunciado que van a trabajar.