Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

miércoles, 29 de junio de 2011

El debate

Me ha gustado. He de decir que las réplicas y contrarréplicas entre los portavoces del PPSOE me han gustado. ZP ha hecho gala de una rasmia que pocas veces le había visto mientras que Rajoy, dentro de su demagogia se ha portado valientemente. Ha sido un bonito toma y daca entre las dos caras de las mismas propuestas. Cierto, objetarán algunos de ustedes, que ZP ha estado mejor porque ha puesto encima de la mesa datos, cifras e incluso algún análisis y Maricomplejines una elaborada retahíla de respuestas de mucho fuste y pocos sesgo pero ambos han estado mejor de lo esperado.

Es más, incluso ZP ha trasladado una propuesta, algo relacionado con las hipotecas impagadas, que aunque votó hace unos meses atrás en contra, anuncia ahora, en un alarde de hipocresía que la va a tramitar (sabiendo que no tendrá tiempo en lo que resta de vida parlamentaria y que es más un gesto a la galería que otra cosa) Cosas de la propaganda.

Si me preguntaran a mi diría que ganó a los puntos ZP pero ¿qué es lo que ganó?

Ganó un combate de esos amañados de lucha libre americana. Sus propuestas, sus reproches a Rajoy se resumen en que no le ha acompañado en los recortes sociales. Tal es así que para poder distinguirse ha buscado un poco de lustre con el tema hipotecario.

Sí, ha sido un buen espectáculo, y nada más. El PPSOE ha vuelto a darnos más de lo mismo. Mientras tanto, al otro lado del Mediterráneo se vivía una situación similar: los socialdemócratas haciendo recortes y la derecha nominal, en un alarde electoralista, votando en contra mientras la gente está en la calle.

El resultado de esto es más de lo mismo. Los medios de comunicación se posicionan a favor de unos u otros para contentar a la población y seguir trasladando que realmente existen diferencias, para que el régimen no se altere, no se remueva demasiado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

y dice zp que una parte de la culpa de la crisis la tiene el ladrillo, y digo yo que la tendran tambien los que han halentado la burbuja, los capitalistas y sus ayudantes, a ti que te parece

MENTA dijo...

Aznar, en su omnisciencia, escribió un libro hace unos meses, creo que se titulaba “yo se cómo salir de la crisis”.
Se le olvidó escribir una precuela :”Yo se cómo crear una economía basada en la especulación inmobiliaria”.
Saludos

Espartaco dijo...

Pues sí señora anónima, en la crisis mundial del capitalismo, España tiene una singularidad en cuanto a su crecimiento (creación de burbujas) que es la inmobiliaria. No crea que es exclusiva de España (le recuerdo el caso irlandés o las mismas subprime) pero en el caso español el modelo de crecimiento (que no desarrollo, ya ve que son conceptos distintos) estaba basado en el "ladrillo"

Allí hubo muchos agentes (bancos, valores bursátiles, agentes inmbiliarios, empresas del sector de la construcción...) y por supuesto una cultura del "pelotazo" que caló entre la población bajo el mito de "un piso es un valor seguro porque se revaloriza"

Sobre este tema del mito puede usted hacer un análisis comparado con el fenómeno de las subprime yakis y verá como la afirmación que en algún momento en este (y otros) blogs se realizó de que en España teníamos nuestras propias subprimes cobra cierto alcance de verosimilitud.

Es cierto, todos esos agentes ALENTARON la actual situación, aunque no en la misma proporcionalidad.

Anónimo dijo...

¿y tu que?

Espartaco dijo...

Pues sí, confieso, yo también tengo una hipoteca.

elmasfato dijo...

Tienes toda la razón, el resultado es más de lo mismo. Estamos abonados al "¿no quieres caldo?... pues taza y media". Yo por mi parte estoy harto del paripé y de que me tomen el pelo una y otra vez.