Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

viernes, 8 de julio de 2011

Ética en los negocios

Yo siempre había pensado que las economías de mercado (como gusta decir a los partidarios del PPSOE) se conducían por enormes autopistas sin fin que predicaban la ausencia de trabas de ningún tipo hacia el ideal capitalista absoluto.  Y claro, cuando digo sin trabas de ningún tipo no sólo me refiero a las legislativas de carácter social (del tipo derecho a paro, pensiones, contratos sin despido libre...), o incluso a otras de tipo más económico, como los impuestos, no, me refiero también a las trabas de tipo ético.

¿Se cuestiona desde la ética a la industria armamentística a la hora de hacer negocios?  Es obvio que no, al PPSOE no se le ocurre decir que las fábricas españolas que fabrican, pongamos por caso, bombas de racimo, (aquí, en mi tierra, en Zaragoza) deben cerrar o dedicarse a la pirotecnia.  Tampoco existe un cuestionamiento ético en los productos manufacturados en Bangladesh por niñas de 7 años en condiciones penosas para que se prohíba su venta en nuestros supermercados o tiendas especializadas (adidas o nike, sin ir más lejos)

No veo por ningún lado que la ética afecte a los embargos de las viviendas y que la gente se vea obligada a salir de su vivienda e irse debajo de un puente, ni mucho menos a los gobiernos conocedores de los problemas que el consumo de petroleo está generando en el plantea para que se plasme un plan de sustitución de los motores de combustión por otros de diverso tipo no contaminantes, ni en los gobiernos ni mucho menos en nuestras boyantes empresas multinacionales del corte de REPSOL.  El beneficio es legítimo, casi sagrado me atrevería a decir y no puede haber trabas en la libertad de empresa.

Es más, la ética no deriva en abordar de manera seria y rotunda la trata de blancas (esclavitud pero en su moderna acepción) que se traduce en miles y miles de lupanares a los costados de las carreteras españolas, por cierto, todos ellos con luces de neón para que cualquiera pueda encontrarlo, todo lo contrario, la libre empresa nos lleva a concluir que esa economía sumergida debe aflorar, que se debe regularizar (la trata de blancas, claro está)

Sin embargo me sorprende esta noticia: Murdoch cierra el News of the World por motivos éticos.  Sí, parece ser que no por su ética personal o por la de su grupo empresarial (del que por cierto cobra el amigo Ansar bastante dinero) sino por las repercusiones éticas que ha producido ante la población.

¿Seguro?  La publicación, comparable en España a esa cosa llamada TeleCinco, en nombre de la libertad de empresa y del legítimo beneficio parece ser que se ha pasado de la raya.  Sí, incluso ha cometido alguna irregularidad o incluso actos delictivos pero todos sabemos que por eso no se cierran medios de comunicación en el mundo occidental (bueno, en España sí, pero es otro asunto) ya que siempre la EMPRESA, está por encima de sus directores y la responsabilidad recaerá individualmente sobre éstos y no sobre aquella.  Es un poco la justificación de la Iglesia ante sus desmanes "No juzguemos a la obra de Dios por los actos de unos pocos de sus servidores".  Aquí pasa lo mismo, no juzguemos News of the World por las obras de unos pocos dirigentes ¿acaso tienen la culpa los encargados del taller o los de la limpieza?

Es obvio que el cierre responde a criterios económicos, como no puede ser de otra forma: está en juego la compra de una televisión que da más dinero, así de claro, pero la excusa es ética, para lavar su imagen.

Y es que en estos asuntos de la ética pasa como en los derechos humanos, sólo valen algunas cosas.  En los derechos humanos sólo se tienen presentes algunos de ellos y los otros (los sociales que son tan válidos como los primeros, esos que hablan de sanidad, educación, igualdad, vivienda...) nunca son mencionados ni por los voceros del régimen ni por los defensores del PPSOE, pues en la ética pasa lo mismo, no es un conjunto de valores que guíen la acción empresarial, sólo sirven algunos, según y en qué momento, para tomar determinadas actuaciones empresariales.  Y esos principios estará tamizados, siempre, por el mercado, el dichoso mercado, lo contrario es poner trabas al capitalismo y la libertad y eso, como todo el mundo sabe, es socialismo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y que opina usted de la ética de un individuo que ca de revolucionario y que al día siguiente de dejar la concejalía de urbanismo aparece en el negocio de la construcción?

Espartaco dijo...

Tal como usted lo pinta suena bastante mal.

MENTA dijo...

Espartaco, saldrá algún amador del liberalismo hablando de la ética del capital.
Pide usted peras al olmo. No hay ningún comportamiento ético derivado de un sistema económico donde sólo prima el beneficio y la competitividad. A nuestros niños el sistema los alecciona en estos menesteres; en ser perros de presa peleando por un mendrugo de pan.

Un sistema que potencia nuestros instintos egoístas e individuales. Preferimos la caridad que la solidaridad.
¡un asco!
Un saludo.

PD. Este troll tontuco no opina de lo que se escribe e intenta pasárselo bien, sis e divierte así…..¿queda algo de trabajo de la construcción por esas tierras?

hemithecomix dijo...

Aquí hay mucho que decir, iremos por partes como decía Jack "el destripador".

La economía de mercado si de algo se distingue es precisamente de carecer de ética o moralidad alguna, hay una frase que canaliza todo el pensamiento mercantil, "los negocios son los negocios, nada personal".

La economía de mercados o mejor dicho la competencia entre grandes empresas y la demanda del mercado lo único que produce es, más, más rápido y con menos costes, para encabezar la carrera por la competitividad la ley de la economía sostenible pasa por evitar gastos innecesarios y es aquí donde aterrizaron ya hace tiempo, asesores, managers y expertos varios en Marketing, se invento la tan temida sección de "Recursos humanos",estas dos secciones unidas en la misma empresa es el sinónimo de la KGB rusa y las SS nazis.

Aquí si que empezó el reino del terror, capitalizando sin escrúpulos a seres humanos,artículos y materiales obsoletos por igual, en pos de la competitividad absoluta.

La economía empresarial, oferta y demanda, están absolutamente reñidas con cualquier ética o moralidad e incluso muchas veces reñida con las leyes de ahí la descapitalización a otros países o lo que es lo mismo me llevo la parte de producción de mi empresa a un país pobre y me dedico a esclavizar a los trabajadores, los margenes de beneficio se disparan hasta el punto de barrer a mi competencia que por supuesto no tarda en hacer lo mismo que su rival.

En cuanto a Murdoch nuestro inefable multimillonario ya dispone de otros periódicos y las televisiones vía satélite Fox y Sky pero como buen negociante sabe que al formar parte de un grupo si no cierra el "News of the World" corre peligro de perderlo todo, no es solo la barbaridad de pinchar y manipular el teléfono de la niña asesinada, es también un entramado de sobornos a policías y el hecho de que el máximo responsable ha trabajado para el primer ministro británico es lo suficientemente serio como para hacer temblar a un gobierno que por mantenerse morirá matando y que por supuesto no nos permitirá ver hasta que nivel llegan la prevaricacion y los sobornos.Nada nuevo pues, en el horizonte, la mezcla de negocio y política provoca alianzas contra natura pero siempre deja un tufillo acre en el ambiente.
El denominador común en todo siempre es el dinero.

Aprovecho para contestar a MENTA yo mismo, no, no hay trabajo en la construcción en Aragón, llevo parado desde febrero aquí solo se mueve 4 obras y porque tienen plazo de finalización, si no, ni eso.

MENTA dijo...

Himendecomix,
buena explicación de la economía de mercado.
Y por alusiones, siento mucho su situación, a ver si pronto acaba y encuentra trabajo.