Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

jueves, 13 de octubre de 2011

Descienden los delitos

Pese a los alarmistas que vaticinan un futuro de delincuencia organizada y convivencia imposible, pese a las noticias que despiertan inquietud sobre robos, hurtos, estafas y demás delitos resulta que este año los delitos en la provincia de Huesca han descendido, no mucho, pero han descendido continuando una tónica comenzada hace tiempo.

No merecería la pena resaltar esta noticia por obvia, Huesca es un provincia segura en la que, afortunadamente, no pasa casi nada.  Cierto que tenemos hampones, chulos, mequetrefes e incluso ladrones de baja monta, como tiene que ser, pero su número no prolifera ni tampoco sus acciones.

Desgraciadamente la sensación ciudadana no es esa.  Desgraciadamente la sensación ciudadana es de miedo e incluso terror a nuestros prójimos.  Claro que la tele tiene una dedicación constante a hacernos pensar lo contrario.  Las noticias parecen El Caso y ocupan primeras planas y titulares noticias aisladas que dan la sensación de ser norma.  ¿Qué roban en una granja?  La conclusión que sacamos es que roban en todas las granjas.  ¿Qué roban un piso?  Necesitamos más vigilancia y medidas de contravigilancia.

Y no son sólo los espacios in-formativos, los programas de media tarde (o de la mañana) son terribles y amplifican los hechos aislados hasta generar un estado pánico.  Por no hablar de la cultura cinematográfica que nos venden: todas las películas son de los USA y en todas las películas hay asesinos en serie, polis corruptos, negros adictos al crac que venden droga en las puertas de las escuelas, y sobre todo inmigrantes (fundamentalmente moros y rumanos) que raptan niños y roban a diestro y siniestro.

Enciendes la tele y siempre están matando a alguien.  O es una guerra, o son terroristas, o es un psicópata, o un yonki, o... siempre matan a alguien.  Hay armas por todas partes y la gente muere por las calles como el agua cae cuando llueve.

Nuestra sociedad no es así, la realidad no tiene nada que ver con lo que nos cuentan y sin embargo la influencia de los medios de comunicación es tan dominante que no vemos nuestras calles con nuestros ojos y con nuestra experiencia sino con las de la televisión.

Y esa es una realidad, la realidad psicológica de la gente que tiene (es un hecho constatado en otras épocas históricas) miedo a la delincuencia aunque ésta sea insignificante.

4 comentarios:

MENTA dijo...

A mi me da más miedo la delincuencia de banqueros, especuladores y perros explotadores. Esa delincuencia de guante blanco es muchísimo más dañina y legal.
Un saludo

Espartaco dijo...

Pues sí Menta, pero esos no generan alarma social aunque un solo robo de esos delincuentes sea más que todos los pequeños hurtos de España en todo un año.

Además tampoco están contabilizados los timos y estafas legales tales como planes de pensiones o fondos de inversión.

hemithecomix dijo...

Descienden los delitos en Huesca, es normal, hay tanta crisis que no tengo "ni pa robar" me comentaba el otro día uno que esta en un cursillo del Inem.
Se ve que el curso en cuestión es una estrategia del gobierno para matar dos pájaros de una pedrada (por no gastar en cartuchos), por un lado se apuntan ladrones de los de siempre que quieren depurar su estilo y aprender nuevas técnicas y por el otro lado se apunta mucha gente desesperada. El caso es que te enseñan, pero mal, para que te pillen, así meten a los ladrones en la cárcel y a los demás también y reducen el paro.

Craso Longino dijo...

Me deja usted mucho más tranquilico, oiga...