Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

miércoles, 26 de octubre de 2011

Sin comentarios

EN DIARIO PÚBLICO


Rubalcaba ofrece regalos a cambio de promoción en redes sociales

Lanza un programa de puntos para que los usuarios compartan material de campaña en Twitter o Facebook

PÚBLICO.ES Madrid 25/10/2011 20:01 Actualizado: 26/10/2011 08:41

ANUNCIOS GOOGLE

El PSOE ha lanzado un programa de puntos en "apoyo" a su candidato a las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba. El objetivo es que los usuarios de Twitter yFacebook puedan promocionar la campaña de Rubalcaba a través de sus redes sociales, conseguir puntos y luego canjearlos "porregalos promocionales de Rubalcaba" —un sistema muy parecido al que usan grandes plataformas comerciales como supermercados o gasolineras—.
Para ganar puntos es necesario registrarse en la página del candidato y posteriormente cada vez que alguien comparta cualquier contenido —fotos, vídeos, noticias, etcétera— acumulará puntos en una "tarjeta virtual".
Solo con inscribirse en la web, cada usuario ganará ya cinco puntos; por compartir en Twitter oFacebook dos puntos; por compartir "los destacados" en Twitter Facebook cuatro puntos; y, por último, aquellos que se inscriban como voluntarios de la campaña ganarán 20 puntos.
Los regalos a los que pueden aspirar los usuarios son una taza térmica (1.700 puntos), un vaso termo (1.600 puntos), un bálsamo labial (250 puntos), un cuaderno Moleskine (1.000 puntos), un polo de punto (1.000 puntos) y una taza irrompible (1.000 puntos). Para conseguir, por ejemplo, el regalo más barato (el bálsamo labial) un usuario tiene que compartir contenido al menos 120 veces.

"Prostituyendo" Twitter

Esta nueva acción de la candidatura de Rubalcaba ha provocado en Twitter un efecto similar al que se produjo después de que el PP pidiera durante la convención de Málaga a los usuarios que cediesen su perfil en las redes sociales para publicar sus propios mensajes.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, ¿y qué? A mí me parece todo muy raro ya que no uso redes sociales ni querría ninguno de los regalitos... pero no entiendo dónde está la noticia.¿Qué tiene de particular todo esto para que sea de interés?

Víctor C. dijo...

España está llena de bobos. ¿de verdad hay gente que cambia la dignidad por una taza?

Anónimo dijo...

¿bobos que cambian la dignidad por una taza? yo creo que ellos piensan que hacer propaganda de su candidato no es perder la dignidad sino todo lo contrario y ademas les dan una taza pues mejor ¿tu que entiendes por dignidad? aviso que voto al psoe

Anónimo dijo...

Yo ni entiendo por qué pierden la dignidad ni por qué son bobos.

Víctor C. dijo...

Si tengo la idea de votar a un partido de antemano, y desde mi facebook o twiter quiero hacerle campaña debido a que su programa electoral beneficia al conjunto de la sociedad y a mí mismo, mi única motivación para hacerle campaña a ese partido es esa. Si ese partido al que yo le quería hacer campaña en las redes sociales, me ofrece una taza por hacerlo, entonces me daría vergüenza hacerlo, mi dignidad estaría cuestionada, y en consecuencia, dejaría de hacerle publicidad, pues mi pretensión no es venderme o parecer que me vendo. Eso es dignidad, señor anónimo.

Este es el PsoE, un gobierno "socialista", menos mal que no es capitalista, ¿Qué métodos usaría para comprar votos? Cada vez el PsoE se parece más a los bancos.

Espartaco dijo...

Hace años toda España pudo ver a unas mozas lozanas que cantaban una canción que hablaba sobre el CACAO MARAVILLAO.

Lo ponía Telecinco, entonces mayoritaria de Berlusconi.

Las CACAO MARAVILLAO, eran la copia de una promoción de un cacao brasileño de mucho éxito en Italia aunque nunca existió. Con este experimento se demostró la fuerza de la publicidad.

http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/ARAGON/_EMILIO_/HIJO/ESPANA/TELE_5/Tele/anuncia/cacao/ficticio/intento/repetir/tuvo/difusion/Italia/elpepirtv/19901009elpepirtv_10/Tes

Es decir: se puede vender humo y habrá compradores. Si además de vender humo lo acompañas con baratijas y espejuelos el negocio es total

Anónimo dijo...

Colaboran con un partido, probablemente con "su" partido, y en agradecimiento les regalan una taza. Yo creo que lo bobo es confundir un regalo con un pago y que lo bobo es creer que alguien es capaz de venderse o de vender su tiempo, por poco que sea, por una taza. Pero yo no creo que usted sea bobo ni me atrevería a afirmarlo. Y lo indigno sería insultar anónimamente a los votantes o colaboradores de un partido.

Víctor C. dijo...

Ah, que es en agradecimiento, no es por sacar rédito en la campaña electoral!!!

Señor anónimo, ¿de nuevo quiere que le aceptemos pulpo como animal de compañía? ¿Usted mismo se cree lo que está diciendo? Si usted mismo se lo cree tendré que poner en tela de juicio su inteligencia. Lo que queda claro es que su dignidad, la de usted señor anónimo, por lo que está diciendo, no está al mismo nivel que la mía. Para mí indigno es venderse por una taza, vergonzoso. Yo sentiría vergüenza, usted no, cómo ve usted tiene menos vergüenza que yo. Y bobo es quien sin haber tenido intención de hacer campaña ni publicidad en las redes sociales, ahora sí la haga porque dan una taza, siendo esto último el propósito del PsoE con ese marketing. Ahora ya usted debe comprender quién es Bobo y quién es Indigno.

Anónimo dijo...

buenas tardes, les saluda el anónimo "ad hominem" (el del pulpo todavía no sé quién es). Pasando por alto el hecho de que llamar "bobos" a unos simpatizantes de un partido es un ataque "ad hominem", me llama la atención que el Sr. Víctor siempre sale en defensa de Espartaco, pero Espartaco nunca lo hace del Sr. Víctor, por más estopa que le estén dando. me pregunto si son los dos la misma persona o, si son personas distintas, tienen alguna clase de relación asimétrica, alguna especie de amor no correspondido que hace que uno defienda siempre a otro que le desdeña.

Víctor C. dijo...

Hola Señor Ad Hominem,

Sigue usted sin saber qué es un ataque ad hominem, a pesar de que usted lo usa, obviamente lo usa porque no sabe lo que es. Llamar bobo a alguien que deja perder su dignidad a cambio de una taza no es ningún ataque ad hominem, puesto que no le descalifico por una cualidad ajena al tema que se está tratando, y por supuesto no le llamo Bobo por ser simpatizante de un partido político en concreto, sino por su actitud, ya sea simpatizante del PsoE de IU o del Pp. Llamaría bobo de la misma manera a quien siendo simpatizante de IU hiciera publicidad de este partido a cambio de una taza.

Por otro lado, yo no salgo en defensa de Espartaco. Yo lo que hago es comentar la entrada y es sobre mi comentario sobre quien algún anónimo hace alusión, y por lo tanto, salgo en mi propia defensa. Espartaco no sale en mi defensa supongo que porque lejos de que se me esté dando estopa, él considera que quien doy estopa soy yo a los anónimos. Usted mismo salió escaldado aquel día. Y No, Espartaco y yo no somos la misma persona.

Enrique Ampudias dijo...

Los anónimos no sé si serán bobos, pero mediobobos sí que son, ¿no se dan cuenta de que hacen el ridículo? Supongo que sí y por eso van de anónimos. Aunque son divertidos como los bufones.

Anónimo dijo...

"Sigue usted sin saber qué es un ataque ad hominem, a pesar de que usted lo usa, obviamente lo usa porque no sabe lo que es" ¿Quiere decir usted que no sólo conoce mis carencias intelectuales sino además también mis intenciones reales o posibles o lo que yo querría hacer si supiera más de lo que supuestamente sé? Siga usted escaldándose, amigo mío, que no hay herida peor que la que uno no nota (o no quiere notar).

Y Espartaco, que no es tan tonto, le deja a usted cocerse en su propio fuego. No quiere él que le salpique el aceite hirviendo.

Víctor C. dijo...

Señor Ad Hominem,

Le noto bastante inquieto, nervioso y resentido. Todo el mundo estará comprobando su pérdida de papeles. Creo que de unos días hacia aquí le estoy haciendo más daño moral del que le hace Espartaco y por eso usted está arremetiendo contra mí de la manera en que lo está haciendo, sin argumentar, directamente atacando a la persona. Espartaco no interviene porque supongo que considera que usted sale escaldado siempre contra mí, y que por tanto, no es necesario intervenir. De la misma forma que yo no intervine en apoyo de Espartaco anteayer, en el debate que usted mantuvo contra él, y no intervine porque no era necesario, usted estaba siendo “devorado”. De cualquier manera, en un debate no veo la necesidad de que intervengan terceros. En su ayuda supongo que usted sí lo ve necesario porque siempre está contra las cuerdas. Le diré que entre Espartaco y yo hay muchas coincidencias, pero también de vez en cuando algunas diferencias, recuerdo algún que otro debate entre él y yo.

En definitiva, usted salió escaldado de aquel debate que mantuvo conmigo y de todos cuantos ha mantenido conmigo y parece que no lo está llevando bien. ¿Dígame como consecuencia de qué argumento suyo me estoy escaldando? ¡Si no ha dado ninguno! Desde que ha entrado a comentar en esta entrada ha ido a atacarme como usted sabe hacerlo, ad hominem, sin aportar ningún otro argumento que ese, y además, siendo su propia argumentación ad hominem falsa de por sí, pues aquí nadie salió en defensa de Espartaco, sino en defensa propia al haber sido aludido en referencia a mi propio comentario, todo está escrito, relea. Sin embargo, daría igual que yo hubiera salido en defensa de Espartaco, no es relevante, pues lo que debe importar son las aportaciones argumentales del tema a debate, no el motivo por el que se decide participar en un debate, siendo esto último con lo que usted me ha atacado, lo que demuestra que usted ha tratado de atacar, no al argumento, sino a la persona, pero con tan mala fortuna y descaro que todo el mundo se ha dado cuenta, por lo que me uno al comentario de Enrique Ampudias al considerar que usted está haciendo el ridículo. No pensaba que usted era un troll tan descarado, siempre pensé que era un troll sutil.

No se ponga tan nervioso caballero, que al ser usted anónimo en este blog nadie sabrá su identidad real, y por tanto, nadie sabrá que quien está haciendo el ridículo es la persona que tiene como nombre aquel que aparece en su DNI.

Un saludo Señor Ad Hominem, y tranquilícese. No se olvide tomar la pastilla para los nervios.

PD. Qué sería de este blog sin los trolls…

Anónimo dijo...

Señor Víctor: en absoluto estoy nervioso, ni ofendido, ni enfadado, porque soy anónimo, y soy un "troll", y no me juego aquí nada. No necesito ayuda ni apoyo de nadie en este blog ni la busco, porque sé que este blog y sus comentaristas nunca van a estar de acuerdo conmigo ni con lo que yo diga. Por eso me meto aquí. Mi ambición no es ganar, ni siquiera convencer, y sólo un bobo podría pensar que un anónimo comentando en otro blog anónimo pretende eso y se pone nervioso si no lo consigue o se enorgullece si lo consigue. Esas batallas se libran en otros lugares. Para el caso, este anónimo que le escribe podría ser el mismísimo Sr. Espartaco intentando añadir algo de profundidad de pensamiento a las, por otra parte, irrisorias entradas que escribe (¿o quizás yo escribo?)

Víctor C. dijo...

Señor Ad Hominem,

Dice no estar nervioso, ofendido, etc. ¡Quién lo diría! Aunque por su parte es buena respuesta la que da, porque usted nunca gana, y en consecuencia es bueno que no le dé importancia a si gana o si pierde, pues de darle importancia estaría moralmente derribado de manera permanente.

No obstante, de sus palabras nos queda claro que de lo que usted sí se siente satisfecho es de su actividad “trollera”. ¿Realmente es así? ¿Dedica su vida a “trollear” en los blogs? A mí eso sí que me parece una ocupación… bueno… no diré actividad “boba”, para que no se ofenda.

Señor Ad Hominem, ¿me creerá si le digo que estoy sintiendo hasta pena por usted? Y no en el sentido peyorativo en el que se suele usar esa expresión, sino en un sentido de compasión, aunque quizás ésto se lo tome a mal, no siendo mi intención.

Por último, admito que su última frase es una buena estrategia para hacer comentar a Espartaco, por eso espero que él no caiga en su trampa e ignore su estulta provocación.

Espartaco dijo...

Ya en alguna ocasión he comentado que Espartaco no es una persona, son muchas que vivieron hace tiempo y vivirán después de nosotros.

Eso sí, Espartaco procura divertirse a la vez que lanzar reflexiones para que se compartan y provoquen algún tipo de inquietud. Unas veces con acierto, otras con errores de bulto pero siempre con libertad.

Y en algo coincidimos muchos ¡qué sería de este blog sin los anónimos!

Víctor C. dijo...

Ya dije que era buen cebo, no me equivocaba. Es usted un buen troll, Señor Ad Hominem, como "debatiente" deja mucho que desear, pero como troll es bueno.

Enrique Ampudias dijo...

El nivel intelectual del anónimo ha quedado por los suelos, le habéis dado una lección de intelectualidad. No deberíais ni hacerle caso, es un consejo.

Víctor C. dijo...

creo que tienes razón Enrique.