Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

jueves, 14 de junio de 2012

Izan

Izan padece una rara enfermedad, la adrenoleucodistrofia, una rara enfermedad que le conducía irremediablemente a la muerte a no ser que encontrase un donante de médula compatible.  Eso sólo lo podía hacer un pariente cercano que no tuviese esa misma enfermedad.

Para conseguirlo los padres optaron por tener más hijos genéticamente manipulados y así lo hizo la sanidad pública española.  Tuvo dos hermanas gemelas y gracias a ellas Izan podrá hacer una vida normal.

La noticia debería ser tan sólo científico-médica a no ser por el papel intransigente de la Iglesia Católica (que ahora guarda silencio) oponiéndose a todo tipo de investigación en este campo.  Y es que para la Iglesia Católica (como para el resto de religiones monoteístas) la vida es cuestión exclusiva de Dios y no de los hombres ni de su ciencia.  Digamos que para ellos es un sacrilegio.

Poco o nada tiene que ver el discurso dogmático con el mensaje evangélico de Cristo, con la moral que de él se desprende.  Y es que la Iglesia sabe que uno de sus fundamentos, de sus pilares, es el origen de la vida, el misterio que de allí se desprende y que para mantener su negocio necesita de mitos y zonas oscuras.  Siempre lo ha sabido y siempre ha actuado en consecuencia.

Izan es un claro ejemplo de que no se deben poner puertas al campo, un claro ejemplo de la hipocresía católica, un claro ejemplo de que la separación entre la Iglesia y el Estado debe profundizarse hasta que sea total y no existan injerencias de las creencias privadas (aunque sean mayoritarias) en los asuntos del conjunto de la sociedad.

3 comentarios:

METAL dijo...

Dejando aparte la suprema estupidez que me parece regir tu vida por una moral diseñada a dedo por los dirigentes católicos (o de otra religión) que para ellos tienen otra distinta (la doble moral del cordero y del lobo), cuando esa moral se quiere imponer al resto de la sociedad no creyente ya practico un agnosticismo milistante.
Saludos.

Víctor C. dijo...

Se debe exigir la plena separación de la Iglesia y el Estado. En España eso no podrá ser realizable hasta que no venga la República, pues siendo la forma de Estado en la actualidad una Monarquía Católica, la separación total y absoluta se hace imposible.

La Iglesia Católica ha retrasado 500 años el avance tecnológico en occidente, no podemos seguir permitiendo que sigan poniendo palos en las ruedas del progreso, un progreso que va en beneficio de la humanidad. Ellos que se hacen llamar "pro-vida" incurren en una gran contradicción al impedir salvar vidas mediante la ciencia.

~~Esfera Comunista~~ dijo...

No creo que sea tan difícil de entender. CUATRO PUTAS CÉLULAS NO ES UN SER HUMANO, NO ES UN NIÑO, NO ES NADA. Que dejen ya de imponer su mierda de religión a todo el mundo.