Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

viernes, 19 de julio de 2013

Pérez de los Cobos, la militancia y la ideología

Menuda han montado estos de PRISA; a quien se le ocurre decir, y nada menos que en primera plana, que el Presidente del Tribunal Supremo tiene carnet del PP.  Claro, ante semejante delación los chicos del Supremo y toda la caverna han salido en tromba para dar explicaciones y justificar lo de la militancia.  Quizá el argumento más curioso sea el de la ideología.

Viene a decir más o menos esto.  Todo el mundo tiene ideología, los jueces también.  ¿Cómo evitar que los jueces tengan ideología?  Eso es imposible, por lo tanto no pasa nada porque Pérez de los Cobos sea el Presidente del Tribunal Supremo y ocultase al Parlamento lo de su militancia.

Claro, en una sociedad de pensamiento débil y con mínima formación política esa artimaña cuela ante el gran público (incluso ante la SER, que se quedan desarmados ante semejante afirmación).  Pero las cosas no son así porque es cierto, ideología tiene todo el mundo, pero militancia en un partido político no.

Pérez de los Cobos podrá ser de derechas o muy de derechas, eso es cosa suya y nadie es quien para juzgar su conciencia (sólo la Santa Madre Iglesia, pero en este caso le parece bien), y ello no le debe impedir ocupar el puesto que le corresponda por méritos profesionales.  Pero una cosa es la ideología y otra muy distinta la militancia.  La militancia implica, además de unas formas de pensar, de ver el mundo, o por encima de ello, disciplina a las directrices del partido, estar encuadrado en sus filas y someterse a su bandera.  Y allí ya no hay independencia.

No confundan ideología con militancia, que es lo que están haciendo para justificar una clara vulneración de la Constitución, ya que la independencia del Poder Judicial se refiere a los otros poderes a los que se accede a través de los partidos.

Es tan simple como eso aunque no le den más importancia de la que tiene, con carnet o no, el Tribunal Supremo Español depende de los partidos políticos tanto como el Legislativo (el Parlamento)

No hay comentarios: