Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

lunes, 30 de noviembre de 2009

Decepción

La verdad es que sufro una crisis de imaginación desde hace un tiempo y cada día me cuesta más escribir, cada día veo como es mucho más fácil destruir que construir y me llego a ver identificado en ocasiones con el Tocapelotas del Blog de M.A. de Uña, pero la reflexión me lleva a segir escribiendo en mi blog aunque hay veces que sin mucha convicción (he de reconocerlo)

Todo esto viene porque es cierto que participo con más asiduidad en otros cuadernos de la blogsfera oscense, con mayor o menor tono ácido, pero siempre procurando guardar las necesarias formas de corrección y educación. Es más, así entiendo que debe ser en nuestra vida cotidiana y así creo que se debe actuar por parte de todo el mundo.

Sin embargo he de confesar que me he sentido decepcionado por la censura clara y manifiesta que ha realizado Germán Sanromán a un comentario mío. Se puede estar de acuerdo con él o no, se puede criticar, desmenuzar, triturar y hasta hacer bromas y chanzas sobre el mismo pero... ¿no publicarlo?

No publicarlo dice mucho de quien no publica, de su concepción del mundo y de las libertades, de su pensamiento y de su concepto de la democracia (sobre todo cuando no hay ni injurias ni insultos). Algo alcara en la justificación sobre la no publicación del mismo: Germán Sanromán militó hasta el año 1981 en el Partido Comunista de España Marxista-Leninista (según confiesa él mismo), partido que tenía como referencia al modelo Albanés y que fundó el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, más conocido como FRAP. Sobre ésto último no hablo, lo dejo para que todo el mundo busque lo que fue.

Bueno, de allí al PSOE, de cabeza, pero con las tesis de funcionamiento de Albania, parece ser.

Existen muchas personas a las que el Muro se les cayó encima, antes o después de la caída del mismo, pero quien tuvo retuvo y la actitud ante la crítica no es la misma la de éste demócrata de toda la vida, que no publica comentarios o la de otros como el ya citado de Uña, que sufre constantemente y con paciencia de psiquiatra todo tipo de comentarios más o menos agresivos respecto a sus principios políticos y a los de su partido.

En definitiva, había oído cosas pero jamás pensé que Sanromán llegase a la censura. Es decepcionante.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay nada malo en ser negativo o destructivo en las ocasiones en las que hay que serlo. Destruir es imprescindible para que se pueda construir algo nuevo, como es imprescincible en la vida pasar página, deshacerse de antiguas ataduras, creencias, etc.
Con la basura no se puede ser positvo. Sólo se puede sacarla a la luz y luego destruirla.
"El tocapelotas"

Espartaco dijo...

He de confesar que disfruto mucho con los comentarios que realiza usted tanto en el blog de de Uña como en el mío. Si participa en otros le ruego que por favor me lo indique para poder hacer un seguimiento.

No se tome a mal lo que decía en esta entrada sobre usted pero reconocerá que el sr. de Uña jamás a censurado ni uno sólo de sus comentarios (y algunos son muy duros sino la gran mayoría) y lo ponía a modo de ejemplo, de contraste más bien diría, con las formas del sr. Sanromán a todas luces impresentable y que le define por completo: un discípulo menor de Enver Hoxha.

También esas deberían ser basuras que saliesen a la luz y que se deberían destruir pero entre usted y yo tenemos un matiz (o gran desencuentro) y es que yo cuando destruyo trato de tener una alternativa. No digo que lo mío sea lo bueno y lo suyo lo malo, dios me libre, tan sólo constato una observación (por otra parte subjtiva)

En todo caso encantado de seguirle tanto en este blog como en el de de Uña al que entro con bastante asiduidad para leer sus comentarios.

Craso Longino dijo...

Lo veo a usted algo pardillo. ¿Decepcionado? Estamos ante un estalinista fiel lacayo de otro estalinista. Es el doberman que lanza el amo contra algún concejal de la oposición que se ha despistado y se le escapa alguna crítica al buen hacer del enajenado.

Claro, haber sido estalinista es lo mismo que haber sido legionario: imprime carácter.
Además he oído por ahí que el FRAP ese que montaron se dedicaba a matar policías. Pero no me haga usted mucho caso.

F.R.A.P.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por los halagos.
Yo no intento construir nada en política. En realidad, la política no me interesa. Fuera de mi mujer, mis hijos, y algunos familiares y amigos cercanos no me interesa nada de nada.
Creo que a ustedes, los que están en partidos políticos (y es obvio que usted está en izquierda hundida) a veces les falta objetividad y auto-crítica. M.A. de Uña se empeña en defender a upd, que es uno de los mayores fiascos de la política reciente, usted se empeña en defender a una izquierda que ya no tiene sitio en la europa del siglo XXI. son ambas posturas quizás moralmente loables, yo también entiendo que no todo es criticable en upd o en iu... pero no son realistas.
Reconozco que de Uña me aguanta todo y me aguanta bien y tiene su mérito, pero también creo que nunca le he dicho nada que no piense y jamás he querido insultar, aunque sí calificar, y calificar en términos muy duros cuando los merece , y es que lo de upd es de escándalo: es el partido precursor, en españa, de los populismos y neo-fascismos que están emergiendo en el resto de Europa. A mí no me interesa la política pero quiero seguir viviendo en un país con unos determinados niveles democrácticos. Por eso creo que upd ha de ser destruído.
No escribo en otros blogs porque no tengo ni ganas ni tiempo. Entré un día por casualidad en el de Uña porque me enteré del expediente a Javier Carroquino, conocido mío y quería saber qué pensaba él. Yo ya conocía a de Uña de cuando yo vivía en Huesca... mala evolución ha tenido. Típico caso de quien, con los años, se ha vuelto más conservador, pero no legusta reconocerlo. Da la impresión de que upd está lleno de antiguos izquierdistas que quieren formar un partido con una cierta estétca "progre" pero con un programa político muy, muy de derechas.

Yo encantado de tocarle las pelotas a usted pero es más difícil que hacerlo con de Uña. Su izquierdismo en consistente. Equivocado, pero consitstente. Lo de upd es contradicción pura entre lo que dicen, lo que hacen, lo que proponen, etc.

Espartaco dijo...

Muchas gracias por el debate. Estamos de acuerdo en que no insulta y eso lo reconozco, y estamos de acuerdo en que sus críticas son muy duras.

También podemos estar de acuerdo en el papel que pretende jugar UPyD en el actual contexto español: el populismo que puede derivar en ultraderecha. Esa amenaza es real y la vemos muchas personas así como que sus componentes tuvieron un marcado carácter izquierdista hace muchos años y ahora sin renunciar al mismo tienen posiciones y planteamientos muy preocupantes. De hecho los nombres de progreso y democracia los tienen casi todos los partidos de ultraderecha de Europa.

Entiendo igualmente la destrucción de este tipo de movimientos populistas en aras de la defensa de una sociedad abierta, tolerante y democrática pero para ello hace falta una visión muy crítica del vigente sistema democrático, profundizar en el mismo, reparar las vías de agua o en último caso cambiar el viejo cascarón por otro mejor. Es cierto que el modelo neoliberal (en todos los sentidos) y despótico del modelo de UE genera descontentos sociales que son fácil presa de este tipo de movimientos pero ello se debe de hacer desde dentro (creo yo) y no desde fuera.

Y la denuncia de esta pseudodemocracia, creo yo, debe llevar aparejado un discurso de profundización de la democracia, y para mí, profundizar en la democracia pasa por la izquierda (aunque nada más sea por trayectoria histórica)

Con ello enlazo sobre lo mi presunta militancia. No se puede negar lo innegable y es que tengo coincidencias y que suele ser partido de mi elección de forma habitual, pero tampoco se puede negar que hay otras opciones, mucho más minoritarias como Izquierda Anticapitalista o Los Verdes, con los que suelo coincidir incluso más a menudo.

Yo, a nivel personal, me considero bastante más a la izquierda que los socialdemócratas de IU y creo que así lo reflejan mis opiniones en el blog. Pero la reflexión es ¿siendo IU un partido político socialdemócrata y propugnando yo un cambio de sistema a todos lo niveles, qué imagen se tiene todavía de IU?