Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Abraham Lincoln

lunes, 19 de septiembre de 2011

Elecciones en Berlín

Ya sabemos que los medios de comunicación no son imparciales ni mucho menos independientes pero una cosa es eso y otra la manipulación de las noticias mediante titulares artificiosos y medias verdades.  Hoy destacamos el caso de Público que se hace eco del resultado de las elecciones de este fin de semana en Berlín con el siguiente titular:


El socialdemócrata Wowereit arrasa por tercera vez en Berlín


Sin embargo la lectura de la noticia así como la lectura de otras medios nos sacar del error: El Socialdemócrata NO ARRASA.

Los resultados nada tienen que ver ni con el titular ni con el resto de la noticia ya que si bien es cierto que se convierte en el partido más votado hay, como siempre, que ver los resultados y compararlos.

En primer lugar destacar que la abstención fue del 41%, dato que en todos los medios pasa desapercibido o es comentado como algo sin importancia.  En segundo lugar el SPD obtiene un 28,3% de los votos emitidos, es decir, un 16% de los votos reales.  De cada 100 personas con capacidad de votar tan sólo 16 han votado al SPD.

Cierto que siempre pueden ustedes hablar de una abstención técnica pero ésta jamás puede llegar a más de un 20% por lo que, como factor corrector del resultado electoral debería tomarse en cuenta.  

Ningún medio de comunicación lo hace.  Ninguno.

Pero tampoco destaca este titular, que el SPD pierde votos respecto a las anteriores como el pasa a su socio de Gobierno La Izquierda.  Y es que el SPD pierde 2,5 puntos mientras que Die Linke pierde 1,7 puntos.  

Sin embargo nada dice la noticia de esta situación.  Bueno, sí.  Tal y como nos tienen acostumbrados los medios de comunicación españoles en realidad nos informan con medias verdades.  Informa la noticia de la bajada de votos de La Izquierda y silencia la del SPD.

Sin datos comparativos un lector de Público se lleva una información falsa, errónea, equivocada.

Nos parece oportuno realizar este análisis, en este blog, precisamente del Diario Público y no de otros, que también juegan a dar información parcial y falseada, precisamente por ser diario de referencia entre la izquierda española.

El diario Público también responde a intereses espurios y siempre debe leerse con la debida precaución y crítica de cualquier otro diario, sobre todo en la cercanía de unas elecciones.

Afortunadamente disponemos de Internet y de otras fuentes de información para poder contrastar este tipo de noticias.

Con respecto al resultado de las elecciones (subida en votos de la CDU, caída en picado de los liberales, ascenso previsible de Los Verdes y sorpresa del Partido Pirata, ese que pide cerrar todas las SGAES del mundo) cada cual puede hacer su análisis pero en este blog nos gusta estudiar las reacciones de los dirigentes de los partidos: tanto el SPD como Los Verdes han propuesto, por separado, un acuerdo de gobierno a la señora Merckel.  Y es que cada vez son menos cosas las que los separan.

8 comentarios:

Víctor C. dijo...

El diario Público es "psoeista" de toda la vida, Espartaco. Es un diario más de entre los convencionales.

MENTA dijo...

Para mi peor que el resto, porque nos intenta engañar con sus posturas izquierdosas y progres, y realmente es un periódico prosistema.
Un tbo.

Anónimo dijo...

Menta, igualico que este blog

MENTA dijo...

Anónimo,
y donde se informa vuesa mercé....

elmasfato dijo...

Los principios básicos del periodismo dicen que la información debe ser objetiva e imparcial, lo cual no casa con un sistema sujeto a presiones políticas y financieras.
De todas maneras esto es a gusto del consumidor y cada uno sabe de qué pie cojéa, el que quiera que se lo crea y el que no que busque, compare y si encuentra algo mejor...

Espartaco dijo...

Hola elmasfato, sí, estamos de acuerdo con la teoría, el problema, como casi todo en las sociedades de mercado, es llevar a la práctica la teoría. Es cierto que el consumidor puede elegir entre lo que oferta el mercado pero el problema es que no hay oferta para todos los gustos.

Por ejemplo con el tema medios de comunicación. En el caso de los medios escritos la abrumadora mayoría es prensa conservadora o de derechas, desde La Gaceta, La Razón, ABC, El Mundo o Heraldo de Aragón en nuestro caso. De la rama progresista del sistema, con muchas dudas podemos incluir a El País y Público. Pero, periódicos de izquierdas, como tales... sencillamente no hay o es discutible en todo caso incluir a Público en ese ámbito. Y eso es lo más plural. En el caso de las radios no hay ni una sola emisora por no hablar de las televisiones.

Nos queda internet, es cierto, con todas las dudas y precauciones posibles pero no son medios de comunicación de masas.

La libertad, que sobre el papel existe, en la realidad no se lleva a la práctica. Y eso pasa en el resto de órdenes de nuestra existencia. Es falso, vivimos en un espejismo.

Por otra parte el anónimo realiza una aportación, una opinión y eso no es malo en sí mismo. Lo que pasa es que para que la opinión tenga validez, para que se pueda tener en consideración debe estar basada en algún tipo de fundamento o hecho y eso no lo hace, seguramente porque no sabe, por eso no debemos tenerla en cuenta.

Anónimo dijo...

Si es que desde que cerraron Pravda no hay un periódico fiable.

Espartaco dijo...

Señor anónimo, ese comentario refleja muchas cosas de usted, pero ante todo que ve el mundo con anteojeras. Ello puede ser debido a un problema intelectual, en cuyo caso no sería repochable, o por el contrario por una diversidad de posibilidades, alguna de ellas complementarias y no excluyentes, que sí tienen remedio.

Si usted se encuentra entre esos segundos no desespere, sus problemas tienen solución. Comience por abrir un libro, (y léalo, claro está) aunque a usted le parezca una tontería es el principio.

Cuídese.